Tag Archives: Cassini

Los anillos de Saturno afectan a la ionosfera del planeta.

Los datos recopilados por la nave espacial Cassini, antes de estrellarse deliberadamente en la atmósfera de Saturno en septiembre de 2017, muestran que los espléndidos anillos del planeta proyectan una sombra en las partículas ionizadas que flotan sobre el planeta.La Cassini ha transmitido un tesoro de valiosos datos acerca de Saturno desde su llegada al planeta en 2004. En sus últimos meses, la sonda fue enviada sobre una serie de depresiones orbitales en el interior de los anillos que se aproximaban mucho al propio planeta.A altitudes de entre 2600 y 4000 kilómetros, la nave espacial pasó directamente a través de la ionosfera del planeta, una región de la atmósfera superior dominada por partículas ionizadas. Los datos recopilados por el instrumento Radio and Plasma Wave Science, a bordo de la nave espacial, revelan una ionosfera relativamente fría, densa y dinámica, según informan Jan-Erik Wahlund y sus colegas.

La ionosfera es sorprendentemente variable y está estructurada en pequeñas escalas. Una de las razones para ello son las sombras emitidas por los anillos, que bloquean la radiación ultravioleta del Sol, reduciendo la ionización en esas regiones. Sin embargo, esto por sí solo no explica toda la variación, por lo que Wahlund et al. proponen que puede estar operando un mecanismo de “lluvia de anillos”, de manera que los iones de agua que se originan en los anillos del planeta interactúan con los electrones libres en la ionosfera. La variación en la radiación ultravioleta extrema del Sol, las fuertes variaciones del viento longitudinal o las interacciones del campo magnético con los anillos son otras posibles explicaciones para la variabilidad observada en la ionosfera de Saturno, afirman los autores.

Créditos:ncyt

Nasa el polo norte de Saturno

La luz solar reflejada es la fuente de la iluminación para imágenes de longitud de onda visible como la de arriba. Sin embargo, en longitudes de onda infrarrojas más largas, la emisión térmica directa de los objetos domina sobre la luz solar reflejada. Esto habilitó instrumentos que pueden detectar la radiación infrarroja para observar el polo incluso en los oscuros días del invierno cuando Cassini llegó por primera vez a Saturno y el hemisferio norte de Saturno estaba envuelto en la sombra.

Ahora, 13 años después, el Polo Norte toma el sol a pleno sol. Cerca del solsticio de verano del norte, la luz del sol ilumina la región antes oscura, lo que permite a los científicos de la Cassini estudiar esta área con el conjunto completo de imágenes de la nave espacial.

Esta vista mira hacia el hemisferio norte desde aproximadamente 34 grados sobre el plano del anillo de Saturno. La imagen fue tomada con la cámara gran angular Cassini el 25 de abril de 2017 usando un filtro espectral que admite preferentemente longitudes de onda de luz infrarroja cercana centrada en 752 nanómetros.

La vista se adquirió a una distancia de aproximadamente 274,000 millas (441,000 kilómetros) de Saturno y en un ángulo de fase de Sol-Saturno-nave espacial de 111 grados. La escala de la imagen es de 16 millas (26 kilómetros) por píxel.

La nave espacial Cassini finalizó su misión el 15 de septiembre de 2017.

La misión Cassini es un proyecto cooperativo de la NASA, la ESA (Agencia Espacial Europea) y la Agencia Espacial Italiana. El Laboratorio de Propulsión a Chorro, una división del Instituto de Tecnología de California en Pasadena, maneja la misión del Directorio de Misiones Científicas de la NASA, Washington. El orbitador Cassini y sus dos cámaras a bordo se diseñaron, desarrollaron y montaron en JPL. El centro de operaciones de imágenes se encuentra en el Space Science Institute en Boulder, Colorado.

Para obtener más información sobre la misión Cassini-Huygens, visite https://saturn.jpl.nasa.gov y https://www.nasa.gov/cassini. La página principal del equipo de imágenes de Cassini está en http://ciclops.org.

Crédito: NASA / JPL-Caltech / Space Science Institute

Cassini se despide de la luna Titan

Cassini está de nuevo en contacto con la Tierra después de su lejano vuelo por Titán, y los datos están recibiendose Como estaba previsto, los controladores de tierra entraron en contacto con la nave espacial a las 6:19 p.m. PDT

La sonda espacial Cassini de la NASA se dirige hacia su caída 15 de septiembre en Saturno, siguiendo un vuelo final y distante de la gigante luna Titán.

La nave espacial hizo su aproximación más cercana a Titán hoy a las 12:04 p.m. PDT (3:04 p.m. EDT), a una altitud de 73.974 millas (119.049 kilómetros) sobre la superficie de la luna. La nave espacial está programada para entrar en contacto con la Tierra el 12 de septiembre a las 6:19 p.m. PDT (9:19 p.m. EDT). Se espera que las imágenes y otros datos científicos tomados durante el encuentro comiencen a fluir a la Tierra poco después. Los navegadores analizarán la trayectoria de la nave siguiendo este enlace descendente para confirmar que Cassini está precisamente en camino de sumergirse en Saturno en el tiempo, la ubicación y la altitud previstos.

Este encuentro lejano se conoce informalmente como “el beso de despedida” por los ingenieros de la misión, porque proporciona un empujón gravitatorio que envía a la nave espacial hacia su final dramático en la atmósfera superior de Saturno. La geometría del flyby hace que Cassini disminuya ligeramente su órbita alrededor de Saturno. Esto disminuye la altura de su vuelo sobre el planeta para que la nave espacial se aproxime demasiado a la atmósfera de Saturno para sobrevivir, porque la fricción con la atmósfera causará que la Cassini se queme.

Cassini ha hecho cientos de pases sobre Titán durante su gira de 13 años del sistema de Saturno – incluyendo 127 encuentros precisamente dirigidos – algunos a corta distancia y algunos, como éste, más distantes.

“Cassini ha estado en una relación a largo plazo con Titan, con una nueva cita casi cada mes durante más de una década”, dijo el Gerente de Proyecto de Cassini Earl Maize en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California. “Este encuentro final es algo de un adiós agridulce, pero como lo ha hecho durante toda la misión, la gravedad de Titán vuelve a enviar a Cassini donde necesitamos que se vaya”.

Cassini está terminando su gira de 13 años del sistema de Saturno con una zambullida intencional en el planeta para asegurar que las lunas de Saturno -en particular Enceladus, con su subsuperficie oceánica y signos de actividad hidrotérmica- permanezcan prístinas para la exploración futura. La inmersión fatídica de la nave espacial es el último golpe en la Gran Final de la misión, 22 inmersiones semanales (comenzadas a finales de abril) a través de la brecha entre Saturno y sus anillos. Ninguna nave espacial jamás se ha aventurado tan cerca del planeta antes.

Una caja de herramientas en línea de información y recursos sobre el Grand Finale de Cassini y la zambullida final en Saturno está disponible en:

https://saturn.jpl.nasa.gov/grandfinale

La nave Cassini fue lanzada en 1997 y llegó a Saturno en 2004. Durante su tiempo allí, Cassini ha realizado numerosos descubrimientos dramáticos, incluyendo un océano global con indicaciones de actividad hidrotérmica dentro de la luna helada Encelado y mares líquidos de metano en otra luna, Titán .

La misión Cassini-Huygens es un proyecto cooperativo de la NASA, la ESA (Agencia Espacial Europea) y la Agencia Espacial Italiana. El Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, una división de Caltech en Pasadena, administra la misión de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA, Washington. JPL diseñó, desarrolló y ensambló el orbitador Cassini.

Más información acerca de Cassini:

https://www.nasa.gov/cassini

https://saturn.jpl.nasa.gov

Los anillos de Saturno y Prometeo.

La misión internacional Cassini está llegado a su fin de forma espectacular: sumergiéndose entre Saturno y sus anillos interiores y explorando territorio desconocido como nunca antes.Con el último conjunto de cinco inmersiones, la sonda se introducirá en la atmósfera saturniana y sus instrumentos podrán tomar las primeras muestras directas del planeta para estudiar su composición química y analizar su temperatura a distintas altitudes. Estas inmersiones también ofrecerán primeros planos de las características atmosféricas del planeta, incluyendo su vórtice polar y su aurora.En estos momentos, Cassini está completando la tercera de estas inmersiones atmosféricas y, hacia el final de la última órbita, sobrevolará Titán a una distancia de 119.049 km el día 11 de septiembre, suficiente como para desplazar a Cassini hasta su trayectoria final hacia la atmósfera del planeta, con lo que concluirá una odisea de 13 años en el sistema saturniano.Mañana, la NASA presentará información detallada sobre el gran final de la misión en una sesión informativa exclusiva para medios, prevista para las 18:00 GMT / 20:00 CEST.La imagen que aquí presentamos fue capturada el 13 de mayo, durante una inmersión temprana entre el planeta y sus anillos, a una distancia de aproximadamente 1,1 millones de kilómetros de Saturno. Muestra el delgado contorno de la luna Prometeo, de 86 km de diámetro, que asoma junto a las misteriosas estructuras del anillo F de Saturno. Muchas de las tenues formaciones de este delgado anillo se deben a las interacciones gravitatorias con Prometeo.La mayor parte de la superficie de la pequeña luna está oculta debido a la geometría de visualización: Cassini se encontraba detrás de Saturno y Prometeo respecto al Sol, mirando hacia el lado oscuro de la luna y captando únicamente algo de su hemisferio norte, iluminado por el Sol. Los detalles del lado iluminado de los anillos muestran una clara diferencia de brillo entre la sección exterior del anillo A de Saturno (a la izquierda del centro) y el resto, hacia el interior de la División Keeler (abajo a la izquierda).

La imagen fue publicada por primera vez el 7 de agosto de 2017.

La misión Cassini es un proyecto cooperativo de la NASA, la ESA y la agencia espacial italiana ASI.

Créditos:esa

La gran tormenta saturniana de 2011.

Los remolinos de color de la imagen se deben a una tormenta sin precedentes que se desató en el hemisferio norte de Saturno entre diciembre de 2010 y junio de 2011.

La escena está representada en falso color y se ha creado a partir de 84 imágenes en luz casi infrarroja capturadas por la nave internacional Cassini el día 26 de febrero de 2011.La imagen está procesada de forma que los azules indican nubes altas y semitransparentes, mientras que los amarillos y blancos representan nubes relativamente gruesas, también a gran altitud. Los rojos y marrones muestran nubes a baja altitud, no tapadas por las nubes altas, y el azul oscuro indica una leve bruma sin nubes por debajo. El color verde representa las nubes intermedias.Durante la tormenta, mientras la brillante ‘cabeza’ se desplazaba hacia la izquierda, llegó a registrarse una enorme actividad eléctrica. Sus agitadas nubes fueron extendiéndose por la atmósfera hacia el oeste y acabaron por envolver el planeta por completo.

En la cola (a la derecha) podemos ver la enorme espiral ovalada del vórtice, de unos 12.000 kilómetros de diámetro, comparable al de la Tierra.Al cabo de varios meses, la cabeza llegó a la cola de la tormenta, por lo que esta empezó a amainar.Las tormentas en el gigante gaseoso son muy distintas de las de la Tierra, donde el viento fuerte es bastante frecuente. Saturno, en cambio, presenta una atmósfera bastante tranquila durante unos 20-30 años hasta que, de repente, se produce algún fenómeno violento, como esta tormenta, que persiste durante meses. Dado que el planeta tarda unos 30 años en dar la vuelta al Sol, la naturaleza repetitiva de las tormentas gigantes podría tener que ver con cambios estacionales en su atmósfera.

Créditos:esa

Saturno Cambia de color en su región norte

Estas dos imágenes en color natural provenientes de la nave espacial Cassini de la NASA muestran la apariencia cambiante de la región del polo norte de Saturno entre 2012 y 2016.

pia21049-1041

Los científicos están investigando las posibles causas para el cambio de color de la región dentro del hexágono norte polar en Saturno. El cambio de color se cree que es un efecto de las estaciones de Saturno. En particular, el cambio de un color azulado a un tono más dorado puede ser debido a la mayor producción de nieblas fotoquímicas en la atmósfera a medida que el polo norte se acerca el solsticio de verano en mayo de 2017.

Los investigadores creen que el hexágono, que es una corriente de chorro de seis lados, podría actuar como una barrera que impide que accedan a su interior las partículas de neblina producidas fuera. Durante los siete años de largo invierno de Saturno, la atmósfera polar se despejó de los aerosoles producidos por reacciones fotoquímicas, reacciones que involucran a la luz solar y la atmósfera.
Dado que el planeta experimentó el equinoccio en agosto de 2009, la atmósfera polar ha disfrutado del sol de forma continua, y los aerosoles se producen dentro del hexágono, alrededor del polo norte, por lo que la atmósfera polar aparecer turbia en la actualidad.

Otros efectos, incluidos los cambios en la circulación atmosférica, también podrían estar jugando un papel, informa la NASA. Los científicos creen que los cambiantes patrones estacionales de calentamiento solar probablemente influyen en los vientos en las regiones polares.

Ambas imágenes fueron tomadas por la cámara gran angular de la Cassini.




La sonda Cassini detecta polvo interestelar en Saturno.

La sonda internacional Cassini ha detectado indicios leves pero claros de la presencia de polvo procedente del exterior de nuestro Sistema Solar.Cassini ha estado volando alrededor el sistema de Saturno durante 12 años, estudiando el planeta gigante, así como sus anillos y satélites. Además, ha hallado millones de granos de polvo helado con su analizador de polvo cósmico, que proceden en su gran mayoría del satélite helado Encélado y conforman uno de los anillos exteriores de Saturno.

 

De los granos detectados, 36 destacan entre los demás y los científicos concluyen que proceden de más allá de nuestro Sistema Solar.Encontrar polvo interestelar no es algo totalmente inesperado. En la década de 1990 la misión Ulysses de la ESA y la NASA realizó el primer hallazgo in situ de polvo interestelar, que pudo confirmar más adelante la nave Galileo de la NASA.Rastrearon el polvo hasta la nube interestelar local: una burbuja de gas y polvo prácticamente vacía que estamos atravesando con una dirección y velocidad considerables.”Desde aquel descubrimiento, siempre hemos deseado poder de detectar a estos intrusos interestelares en Saturno con Cassini; sabíamos que si dirigíamos la vista hacia la dirección correcta, los encontraríamos”, decía Nicolas Altobelli, jefe de proyecto de Cassini y autor principal del estudio que informa de los resultados en la revista Science.”Y lo cierto es que, de media, todos los años hemos capturado unos cuantos que viajaban a gran velocidad y seguían una trayectoria específica bastante distinta a la que suelen tener las partículas heladas habituales que recogemos de los alrededores de Saturno”.

 

Los pequeños granos de polvo alcanzaban una velocidad de más de 72.000 km/h, la suficiente como para evitar quedar atrapados dentro del Sistema Solar por la gravedad de Saturno, o incluso la del Sol.Es importante destacar que, al contrario que Ulysses y Galileo, Cassini analizó la composición del polvo por primera vez, lo que reveló que estaba compuesto de una mezcla específica de minerales, no de hielo.Todos tenían una composición química similar, que contenía elementos principales de la formación de rocas, como magnesio, silicio, hierro y calcio, proporciones cósmicas medias. Por el contrario, se descubrió que algunos elementos más reactivos como el sulfuro y el carbono eran menos abundantes en comparación a la media.”El polvo cósmico se produce cuando muere una estrella, pero, dada la gran diversidad de tipos de estrellas en el universo, esperábamos encontrar una variedad muy amplia de tipos de polvo durante el largo periodo que ha durado nuestro estudio”, indica Frank Postberg, coautor del artículo y coinvestigador del analizador de polvo de Cassini, de la Universidad de Heidelberg.

 

“Para nuestra sorpresa, los granos detectados no eran viejos, inmaculados y de composición diversa como los granos de polvo de las nebulosas que encontramos en los antiguos meteoritos”, comenta otro coautor, Mario Trieloff, de la Universidad de Heidelberg. “Al parecer, se han formado de manera bastante uniforme a través de un proceso repetitivo en el medio interestelar”.El equipo especula que, antes de que los granos resultantes fluyeran hacia nuestro Sistema Solar, el polvo en una región de formación estelar podría haberse destruido y recondensado en múltiples ocasiones a medida que era atravesado por las ondas de choque de estrellas muertas.”La larga duración de la misión Cassini ha permitido que podamos utilizarla como un observatorio de micrometeoritos, ofreciéndonos acceso privilegiado a la aportación de polvo desde el exterior de nuestro Sistema Solar, algo a lo que no podríamos haber tenido acceso por cualquier otro medio”.

Créditos:NCYT

Fuerzas mareales explican los géiseres de Encélado.

La nave espacial Cassini lleva observando los géiseres que emanan desde el sur de Encélado, una de las lunas de Saturno, desde 2005, pero el proceso que impulsa y mantiene estos chorros es un misterio.Ahora, con la ayuda de simulaciones por ordenador, científicos de las universidades de Chicago y Princeton (EE UU) han encontrado una posible explicación: las fuerzas de marea cíclicas que ejerce Saturno sobre su satélite, según publican esta semana en la revistaPNAS.En la Tierra, las erupciones no suelen durar mucho, pero en Encélado se supone que hay un gran océano bajo su gélida superficie que, de alguna manera, no deja de emitir material por las múltiples fisuras de su polo sur (como se ve en la imagen). Estas denominadas ‘rayas de tigre’ han estado expulsando vapor y pequeñas partículas durante décadas, y probablemente mucho más tiempo, según los investigadores.

 

Su modelo indica que la acción mareal bombea el agua desde el océano subterráneo hacia la superficie por las profundas fracturas en la capa de hielo de Encélado. Esto también podría estar ocurriendo en Europa, una de las lunas de Júpiter, otro de los ambientes criovolcánicos propicios para la vida.

Créditos:SINC

alien-sixth-sense
los anuncios que ves en nuestra pagina, nos ayuda a sostener este sitio y que sigamos compartiendo mas allá de la Tierra, regálanos un click en estos anuncios y si te place el producto apoyanos. Por cierto te tenemos una pagina de tecnología e informática  lo mas nuevo visitala: InformaticaExperience




Impresionante ovni del tipo cigarro captado en vídeo HD: