Emergiendo de la oscuridad.

 

Una nube oscura de polvo cósmico serpentea a través de esta espectacular imagen de amplio campo, iluminada por la brillante luz de nuevas estrellas. Esta nube densa es una región de formación estelar, llamada Lupus 3, en la que nacen deslumbrantes estrellas calientes a partir del colapso de masas de gas y polvo. Esta imagen fue creada a partir de imágenes realizadas con el Telescopio de Rastreo del VLT y el Telescopio MPG/ESO de 2,2 metros, y es la imagen más detallada captada hasta ahora de esta región.

La región de formación estelar Lupus 3 se encuentra dentro de la constelación de Escorpio, a tan solo 600 años luz de la Tierra. Forma parte de un conjunto más amplio llamado las Nubes de Lupus, que toma su nombre de la adyacente constelación de Lupus (el lobo). Las nubes se asemejan a humo que ondeara a través de un fondo de millones de estrellas, pero en realidad estas nubes son una nebulosa oscura.

Este mapa muestra la ubicación de la oscura nube Lupus 3 en la Constelación de Scorpius (El Escorpión). La mayor parte de las estrellas que se ven en el mapa pueden observarse a simple vista bajo buenas condiciones meteorológicas, y la ubicación de la nube y de las nuevas estrellas jóvenes calientes, recién formadas, está marcada con un círculo rojo. Las dos estrellas brillantes de este objeto pueden verse fácilmente con un telescopio pequeño o con binoculares, y forman una atractiva estrella doble. La nube oscura solo puede verse en imágenes de mayor exposición.Crédito:ESO, IAU and Sky & Telescope

Las nebulosas son grandes extensiones de gas y polvo, entrelazadas entre las estrellas, que a veces se extienden cientos de años luz. Al contrario que muchas nebulosas que vemos espectacularmente iluminadas por la intensa radiación de estrellas calientes, las nebulosas oscuras no dejan escapar de su interior la luz de los objetos celestes. También son conocidas como nebulosas de absorción, porque se componen de densas y frías partículas de polvo que absorben y dispersan la luz que pasa a través de la nube.

Algunas de las nebulosas oscuras más conocidas son la Saco de Carbón y la Gran Grieta, que son lo suficientemente grandes como para ser vistas, a ojo desnudo, en un  contraste donde el profundo color negro resalta sobre el brillo de la Vía Láctea.

Lupus 3 tiene una forma irregular, como una serpiente deforme que cruzara el cielo. En esta imagen vemos una región de contrastes, con gruesos senderos oscuros contra el fulgor de brillantes estrellas azules en el centro. Como la mayoría de las nebulosas oscuras, Lupus 3 es una región activa de formación estelar, compuesta principalmente de protoestrellas y estrellas muy jóvenes. Las perturbaciones cercanas pueden hacer que, las zonas más densas y grumosas de la nebulosa, se contraigan a causa de la gravedad, calentándose y aumentando su presión en el proceso. Finalmente, a causa de las condiciones extremas que se dan en el corazón de esa nube que colapsa, nacerá una protoestrella.

Esta imagen de amplio campo muestra una nube oscura en la que se están formando nuevas estrellas, junto con un cúmulo de estrellas brillantes que ya han emergido de su polvorienta guardería estelar. Esta nube es conocida como Lupus 3 y se encuentra a unos 600 años luz de la Tierra en la constelación de Scorpius (El Escorpión). Es probable que el Sol se formara en una región de formación estelar similar hace más de cuatro mil millones de años. Esta visión de amplio campo fue creada a partir de imágenes del sondeo Digitized Sky Survey 2.Crédito:ESO/Digitized Sky Survey 2 – Acknowledgement: Davide De Martin

Las dos brillantes estrellas del centro de esta imagen experimentaron este proceso. Al inicio de en sus vidas, gran parte de la radiación que emitieron fue bloqueada por el espeso velo de su nebulosa anfitriona, solo visible para telescopios que observan en longitudes de onda infrarrojas y de radio. Pero, a medida que crecieron y fueron más calientes y brillantes, su intensa radiación y sus fuertes vientos estelares arrasaron los alrededores, limpiando esas áreas de gas y polvo y permitiéndoles emerger gloriosamente de su sombrío lugar de nacimiento para brillar refulgentes.

Comprender las nebulosas es fundamental para comprender los procesos de formación de estrellas. De hecho, se cree que el Sol se formó hace más de 4.000 millones de años en una región de formación estelar muy similar a Lupus 3. Dado que Lupus 3 es uno de los viveros estelares más cercanos, ha sido objeto de muchos estudios; en 2013, el Telescopio MPG/ESO de 2,2 metros, instalado en el Observatorio La Silla de ESO, en Chile, captó una imagen más pequeña de sus brillantes estrellas y de sus oscuras columnas parecidas a humo

Crédito:eso

Facebook Comments

Un diamante en bruto.

¡Entorna los ojos o no podrás verla! En el centro de esta imagen, captada con el instrumento VIMOS, instalado en el VLT (Very Large Telescope) de ESO, puedes distinguir vagamente la débil y tenue forma azul de una galaxia lejana conocida como la enana irregular de Sagitario.

Descubierta en 1977 con el telescopio Schmidt de 1 metro de ESO, en el Observatorio La Silla de ESO, esta galaxia enana de forma irregular (de ahí el nombre) está a unos tres millones de años luz de distancia de la constelación de Sagitario (el arquero). Es el miembro más distante del Grupo Local de galaxias, del cual forma parte la Vía Láctea.

A diferencia de las galaxias normales, las galaxias enanas suelen ser más pequeñas y albergan un número relativamente pequeño de estrellas. A menudo, los tirones gravitatorios de galaxias cercanas, pueden distorsionar las formas esféricas o en forma de disco de estas frágiles galaxias: este proceso puede ser el responsable de la forma ligeramente rectangular de esta particular galaxia enana.

Crédito:

ESO/M. Bellazzini et al.

Facebook Comments

Mars Lander de la NASA Insigth extiende sus alas solares

La próxima misión de la NASA a Marte pasó el martes una prueba clave, extendiendo los paneles solares que alimentarán la nave espacial InSight una vez que aterrice en el planeta rojo este noviembre.

La prueba se llevó a cabo en Lockheed Martin Space, en las afueras de Denver, donde se construyó InSight y se ha sometido a pruebas antes de su lanzamiento. La misión es liderada por el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California.

“Esta es la última vez que veremos la nave espacial en configuración aterrizada antes de que llegue al planeta rojo”, dijo Scott Daniels, gerente de Lockheed Martin InSight Assembly, Test and Launch Operations (ATLO). “Todavía hay muchos pasos que debemos dar antes del lanzamiento, pero este es un hito crítico antes de enviarlo a la Base Aérea Vandenberg en California”. La ventana de lanzamiento de InSight se abre en mayo.

Los paneles solares en forma de abanico están especialmente diseñados para la débil luz solar de Marte, causada por la distancia del planeta al Sol y su polvorienta y delgada atmósfera. Los paneles alimentarán InSight durante al menos un año marciano (dos años terrestres) para la primera misión dedicada al estudio del interior profundo de Marte. El nombre completo de InSight es Exploración Interior utilizando Investigaciones Sísmicas, Geodesia y Transporte de Calor.

“Piense en InSight como el primer chequeo de salud de Marte en más de 4.500 millones de años”, dijo Bruce Banerdt de JPL, el investigador principal de la misión. “Estudiaremos su pulso al ‘escuchar’ los sismos marcianos con un sismómetro. Tomaremos su temperatura con una sonda de calor. Y comprobaremos sus reflejos con un experimento de radio”.

Además de la prueba del panel solar, los ingenieros agregaron un toque final: un microchip inscrito con más de 1,6 millones de nombres enviados por el público. Se une a un chip que contiene casi 827,000 nombres que estaba pegado a la parte superior de InSight en 2015, sumando un total de aproximadamente 2,4 millones de nombres que van a Marte. “Es una forma divertida para que el público se sienta personalmente involucrado en la misión”, dijo Banerdt. “Estamos felices de tenerlos a lo largo del viaje”.

Las fichas se inscribieron en el Microdevices Laboratory de JPL, que ha añadido nombres e imágenes a varias naves espaciales, incluidos los rovers Mars Spirit, Opportunity y Curiosity. Cada personaje en los microchips InSight tiene solo 400 nanómetros de ancho. Compara eso con un cabello humano, de 100.000 nanómetros de ancho, o un glóbulo rojo, de 8,000 nanómetros de ancho.

Para obtener más información sobre InSight, visite:

https://mars.nasa.gov/insight/

Andrew Good
Jet Propulsion Laboratory, Pasadena, California
818-393-2433
andrew.c.good@jpl.nasa.gov

Facebook Comments

Utilizando el instrumento MUSE de ESO, instalado en el Very Large Telescope, en Chile, un equipo de astrónomos ha descubierto una estrella en el cúmulo NGC 3201 que se comporta de un modo muy extraño. Parece estar orbitando un agujero negro invisible con cerca de cuatro veces la masa del Sol. Se trataría del primer agujero negro con masa estelar inactivo de este tipo detectado en un cúmulo globular. Este importante descubrimiento tiene una gran repercusión en nuestra comprensión de la formación de estos cúmulos de estrellas, agujeros negros y de los orígenes de eventos de ondas gravitacionales. Esta impresión artística muestra el aspecto que podrían tener, en el corazón del rico del cúmulo globular de estrellas, la estrella y su masivo pero invisible agujero negro acompañante.Crédito:ESO/L. Calçada/spaceengine.org

Los cúmulos globulares de estrellas son enormes esferas de decenas de miles de estrellas que orbitan a la mayoría de las galaxias. Se encuentran entre los sistemas estelares más viejos conocidos en el universo y datan de momentos muy cercanos al comienzo del crecimiento y evolución de la galaxia. Actualmente se sabe que más de 150 pertenecen a la Vía Láctea.Utilizando el instrumento MUSE, instalado en el Very Large Telescope de ESO, en Chile, se ha estudiado un cúmulo en particular, llamado NGC 3201 y situado en la constelación meridional de Vela. Un equipo dirigido por Benjamín Giesers (Universidad Georgia Augusta de Gotinga, Alemania) descubrió que una de las estrellas [1] de NGC 3201 se comporta de un modo muy extraño: se mueve hacia atrás y hacia delante a velocidades de varios cientos de miles de kilómetros por hora, con un patrón que se repite cada 167 días [2].

caaaab0c1

Esta imagen del Telescopio Espacial Hubble de la NASA/ESA muestra la región central del rico cúmulo globular de estrellas NGC 3201 en la constelación austral de la Vela.Se ha descubierto una estrella que orbita a un agujero negro con cuatro veces la masa de nuestro Sol. La estrella se ha indicado con un círculo azul.Crédito:ESA/NASA

Benjamin Giesers estaba intrigado por el comportamiento de la estrella: “Orbitaba alrededor de algo totalmente invisible  que tenía una masa de más de cuatro veces la del Sol, ¡solo podía tratarse de un agujero negro! El primero de ellos encontrado en un cúmulo globular observando directamente su fuerza gravitacional”.La relación entre los agujeros negros y los cúmulos globulares es un asunto importante pero misterioso. Debido a sus enormes masas y a su gran edad, se cree que estos cúmulos han producido un gran número de agujeros negros de masa estelar, creados a medida que las estrellas masivas del cúmulo explotaban y colapsaban a lo largo de la extensa vida del cúmulo [3][4].

f02a6d6fc

Esta imagen de amplio campo muestra el cielo que rodea al cúmulo globular NGC 3201, en la constelación meridional de Vela. En esta imagen, además del rico cúmulo, que aparece en el centro, también vemos un gran número de estrellas de la Vía Láctea junto con unas pocas galaxias mucho más lejanas. Esta fotografía fue creada a partir de imágenes que forman parte del sondeo Digitized Sky Survey 2.Crédito:Digitized Sky Survey 2. Acknowledgement: Davide De Martin

El instrumento MUSE de ESO proporciona a los astrónomos una capacidad única para medir los movimientos de miles de estrellas lejanas al mismo tiempo. Con este nuevo hallazgo, Giesers y su equipo han podido detectar, por primera vez, un agujero negro inactivo en el corazón de un cúmulo globular, uno que, actualmente, no está tragando materia y no está rodeado por un disco brillante de gas. Han podido estimar la masa del agujero negro masivo a través de los movimientos de una estrella capturada por su enorme fuerza gravitacional [5].

f164cf5de

Esta imagen es una composición de color del cúmulo globular NGC 3201, obtenida con el instrumento WFI, instalado en el Telescopio de 2,2 metros ESO/MPG, en La Silla. Los cúmulos globulares son grandes agregados de estrellas que pueden contener hasta millones de ellas. Están entre los objetos más antiguos observados en el universo y se formaron, probablemente, al mismo tiempo que la Vía Láctea, en una fase temprana después del Big Bang. Este cúmulo globular particular está situado a unos 16.000 años luz de distancia, hacia la constelación austral de la Vela. Los datos fueron obtenidos como parte del sondeo ESO Imaging Survey (EIS), un sondeo público llevado a cabo por ESO y por los estados miembros, en preparación para la primera luz del VLT.La imagen original y los datos astronómicos se pueden encontrar en las páginas del EIS Pre-Flames Survey Data Release,donde también están disponibles muchas otras imágenes.Crédito:ESO

De las propiedades de la estrella observadas se ha determinado que tiene 0,8 veces la masa de nuestro Sol, y la masa de su misteriosa contraparte se ha calculado en alrededor de 4,36 veces masa del Sol, por lo que, seguramente, se trate de un agujero negro [6].Las recientes detecciones de fuentes de radio y de rayos X en cúmulos globulares, así como la detección en 2016 de señales de ondas gravitacionales producidas por la fusión de dos agujeros negros de masa estelar, sugiere que estos agujeros negros, relativamente pequeños, puede ser más comunes de lo que se pensaba en cúmulos globulares.

0558dd0ef

Este gráfico muestra la rica constelación sureña de Vela (Las Velas, parte del barco Argo) y marca la mayoría de las estrellas visibles a simple vista en una clara noche oscura. El cúmulo globular de estrellas NGC 3201 está marcado con un círculo rojo. Este grupo se puede ver vagamente en binoculares y se resuelve en muchas estrellas débiles con un telescopio aficionado de tamaño moderado.Crédito:ESO, IAU y Sky & Telescope

Giesers concluye: “Hasta hace poco se suponía que casi todos los agujeros negros desaparecerían de los cúmulos globulares después de poco tiempo y que sistemas como este ¡ni siquiera deberían existir! Pero, claramente, este no es el caso. Nuestro descubrimiento es la primera detección directa de los efectos gravitacionales de un agujero negro de masa estelar en un cúmulo globular. Este descubrimiento nos ayuda a comprender la formación de cúmulos globulares y la evolución de los agujeros negros y los sistemas binarios, vital en el contexto de la comprensión de fuentes de ondas gravitacionales”.

Notas

[1] La estrella descubierta es una estrella de secuencia principal apagada, lo que significa que está al final de la fase de secuencia principal de su vida. Al agotar su suministro de hidrógeno principal, va camino de convertirse en una gigante roja.

[2] Actualmente se está llevando a cabo un estudio profundo de 25 cúmulos globulares alrededor de la Vía Láctea con el instrumento MUSE de ESO con el apoyo del consorcio MUSE. Proporcionará a los astrónomos espectros de entre 600 y 27.000 estrellas de cada cúmulo. El estudio incluye el análisis de la “velocidad radial” de estrellas individuales (la velocidad a la que se alejan y se acercan a la Tierra en la línea de visión del observador). Con las medidas de la velocidad radial pueden determinarse las órbitas de las estrellas, así como las características de cualquier objeto masivo que pueden estar en órbita.

[3] En ausencia de continua formación estelar, como es el caso de cúmulos globulares, los agujeros negros de masa estelar pronto se convierten en los objetos más masivos presentes. En general, los agujeros negros de masa estelar en cúmulos globulares son unas cuatro veces tan masivos como las estrellas de baja masa de su alrededor. Teorías recientes han concluido que los agujeros negros forman un denso núcleo dentro del cúmulo, que entonces se separa del resto del material globular. Se cree que los movimientos en el centro del cúmulo eyectan y expulsan a la mayoría de los agujeros negros, lo cual significa que, tras unos miles de millones de años, solo quedarían unos pocos.

[4] Los agujeros negros de masa estelar — en inglés también conocidas como “collapsars” — se forman cuando mueren estrellas masivas, colapsando bajo su propia gravedad y explotando como hipernovas de gran alcance. Lo que queda es un agujero negro con la mayor parte de la masa de la estrella anterior, que puede ir desde un par de veces la masa de nuestro Sol hasta varias decenas de veces su masa.

[5] Como la luz no es capaz de escapar de los agujeros negros debido a la enorme gravedad de estos últimos, el principal método para detectarlos es mediante observaciones de emisiones de ondas de radio o de rayos X procedentes del material caliente que los rodea. Pero cuando un agujero negro no está interactuando con la materia caliente y, por tanto, no acumula masa o emite radiación, como en este caso, el agujero negro está “inactivo” y resulta invisible, por lo que se requiere otro método de detección.

[6] Dado que el objeto no luminoso de este sistema binario no puede observarse directamente, hay alternativas, aunque mucho menos convincentes, para explicar de qué podría tratarse. Tal vez sea un sistema estelar triple formado por dos estrellas de neutrones, fuertemente unidas, siendo la estrella observada la que orbita alrededor de ellas. Este escenario requeriría que cada estrella estrechamente unida tuviese, al menos, dos veces la masa de nuestro Sol, un tipo de sistema binario jamás observado con anterioridad.

Créditos:eso

Facebook Comments

Las últimas mediciones del universo están cada vez más cerca de confirmar la existencia de la energía oscura.

Estamos a las puertas de un gran descubrimiento que tiene el potencial para revolucionar la física actual tal y como la conocemos. Aún no sabemos qué es, pero cada vez está más claro que está ahí, oculto en una discrepancia matemática que se niega a desaparecer y trae de cabeza a los astrofísicos.La idea de que hay algo que se nos escapa en el modelo actual de la física no es ninguna exageración. Las mediciones del universo no cuadran, y la diferencia entre unos números y otros es ya tan persistente y precisa que no puede atribuirse a un error de cálculo o a la simple casualidad. El profesor Adam Riess, ganador de un premio Nobel de física en 2011 por su trabajo estudiando la expansión del universo está convencido de que la discrepancia en las mediciones pronto nos llevará a un descubrimiento que sacudirá los cimientos de la física.Lo que aún no sabemos es siquiera cuál será ese descubrimiento. Las dos principales hipótesis son la existencia de una nueva partícula: el neutrino estéril, o a la confirmación de la existencia de la energía oscura, una forma de energía completamente desconocida que según las estimaciones conforma el 70% de la energía del universo.

509c854fe

¿Cómo hemos emprendido el camino hacia este descubrimiento en ciernes? Riess lo explica en un nuevo estudio que analiza las últimas mediciones de la constante de Hubble, la cifra que mide la velocidad a la que se expande el universo. La Sociedad Española de Astronomía explica así la constante de Hubble:

El valor de la constante de Hubble, cuyo símbolo es H0, se estima en unos 71 kilómetros por segundo y por megapársec. Esto quiere decir que la expansión del universo hace que los cúmulos de galaxias se alejen unos de otros, y lo hacen a un ritmo tal que por cada megapársec de distancia (o sea, cada 3 millones de años-luz) la velocidad de alejamiento se incrementa en 71 kilómetros por segundo.

El problema, del que ya hemos hablado por aquí, es que la medición de esta constante arroja cifras diferentes en función del método utilizado. Recientemente, el proyecto H0LICOW coordinado por el Instituto Max Planck de Astrofísica en Alemania arrojaba una constante de Hubble de 73,2 km/s por megaparsec. La cifra es exactamente la misma a la que llegó el propio Adam Reiss y sus colegas analizando el brillo de 2.400 estrellas cefeidas en 19 galaxias diferentes y las compararon con 300 supernovas de tipo Ia para calcular las distancias.Dos métodos diferentes, la misma cifra. Sin embargo, si nos atenemos a las mediciones del telescopio espacial Max Planck analizando la radiación cósmica de microondas, la constante de Hubble es de 66,9km/s por megaparsec. Un estudio de 2017 que mide las oscilaciones en la materia bariónica coincide con esta cifra.Demasiados estudios que arrojan la misma cifra, y otros tantos estudios que arrojan la cifra opuesta, pero con cada vez menos variación entre ellos. Adam Riess lleva meses analizándolos todos y explica a BBC que la discrepancia en la constante de Hubble está en un nivel de confianza de 3,4 sigma. La escala sigma describe la probabilidad de que un hecho concreto no sea producto de la casualidad. Normalmente, se considera que un nivel 5 sigma es el límite a partir del cual hay que hablar de un nuevo descubrimiento.Estamos muy cerca. ¿Nueva partícula o nuevo tipo de energía? Sea cual sea la respuesta, nos permitirá acercarnos a un modelo de la física que realmente explique como funciona el universo. Las implicaciones son enormes.

Créditos:Gizmodo

Facebook Comments

Es oficial: descubren columnas de hielo de agua limpia bajo la superficie de Marte.

Si el hombre desciende sobre la primera capa de suelo rojiza de cierto planeta conocido, existe una nueva capa de hielo de agua limpia de entre 90 y 150 metros de espesor que le da al paisaje un tono azul oscuro. No se trata de la Tierra, para encontrar este escenario debes viajar hasta Marte.Al parecer, y con la ayuda de la nave Mars Reconnaissance Orbiter que lleva en el planeta rojo desde el año 2006 para realizar un mapeado completo, los investigadores liderados por Colin Dundas han dado con un hallazgo histórico: depósitos subterráneos enormes de agua helada, de incluso 170 metros de espesor en algunas zonas.El equipo localizó ocho de estas características geológicas, llamadas escarpes (vertiente de roca que corta el terreno de forma abrupta), en Marte. Un análisis de los escarpes reveló que el hielo grueso se oculta justo debajo de la superficie, a poco más de un metro. Según Dundas:

Hemos encontrado una nueva ventana en el hielo para estudiar, que esperamos sea de interés para los interesados ​​en todos los aspectos del hielo en Marte y su historia. Este hielo podría ser un objetivo tentador para futuras exploraciones, así como un recurso valioso para los terrícolas acampados en el planeta.

e5ec2f220

En realidad, no es noticia que Marte esté “helado”. Esto se sabía desde que la nave Mars Odyssey llegó al planeta y comenzó a husmear para encontrar señales químicas de hielo. El espectrómetro de rayos gamma de la nave encontró hidrógeno revelador, lo que indicó que el planeta tenía enormes cantidades de hielo. De hecho, hasta un tercio de la superficie marciana contiene hielo poco profundo. Sin embargo, elementos de detección remota como el hidrógeno no podían revelar la profundidad y la composición del mismo.Mars Reconnaissance Orbiter mapeó la superficie con mayor detalle. Dundas y sus colegas usaron sus imágenes en alta resolución para ubicar el hielo expuesto en pequeños cráteres, glaciares y capas de hielo. Los investigadores dicen que la clave fueron las imágenes en color de un tinte azulado que envió la MRO:

Eso indicaba una subcapa es, de alguna manera, diferente desde el punto de vista de la composición que la suciedad rojiza de la superficie. Es poco probable que las láminas congeladas sean una mezcla de agua y tierra. Si las conclusiones son correctas, como así parece, estamos viendo algo que es casi hielo puro, agua limpia.

df7c65886

Los escarpes existen a lo largo de las latitudes medias del planeta, descartando los glaciares que migraron desde los polos. Los autores del estudio proponen que estas capas de hielo se formaron cuando la nieve espesa cubrió a Marte durante un período de unos miles de años.El hielo enterrado se reveló después de que las estructuras se volvieron inestables y se expandieron. Dichos acantilados se formaron a través de un proceso llamado sublimación, en el cual el hielo expuesto se convirtió directamente en vapor de agua.Además, se piensa que, dada la proximidad de las láminas a la superficie, las hace muy accesibles, en teoría, a los robots exploradores, con el fin de que se pueda estudiar su composición y aprender como nunca antes sobre los valiosos registros del clima marciano y su historia geológica. Eso sin contar con la idea que no se dice, pero se piensa: el día que se envíen humanos al planeta, esta fuente de agua podría hacer las cosas mucho más sencillas.

Créditos:Gizmodo

Facebook Comments

NASA y NOAA anunciarán temperaturas globales y condiciones climáticas 2017

IDL TIFF file

Los expertos en clima de la NASA y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) proporcionarán la publicación anual de datos sobre las temperaturas globales y discutirán las tendencias climáticas más importantes de 2017 durante una teleconferencia de medios a las 11 a.m. EST del jueves 18 de enero.

Los panelistas de teleconferencia son:

Gavin Schmidt, director del Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA en Nueva York
Deke Arndt, jefe de la división de monitoreo global de los Centros Nacionales de Información Ambiental de la NOAA en Asheville, Carolina del Norte

Los medios pueden participar en la teleconferencia llamando al 888-606-5912 (llamada gratuita en los Estados Unidos y Canadá) o al 415-228-4844 (internacional) y utilizando el código de acceso “clima”.

El audio del informe, así como los gráficos de apoyo, se transmitirán en vivo en:

https://www.nasa.gov/live

Facebook Comments

La NASA prepara su primera misión interestelar para buscar vida en Alpha Centauri, pero no será hasta 2069.

Apenas conocemos nuestro propio Sistema Solar, pero la NASA ya tiene la vista puesta en otras estrellas. Científicos de la agencia han revelado los primeros detalles de un plan para enviar la primera sonda interestelar. Su objetivo es Alpha Centauri, y el plazo que se han puesto bastante largo: 2069.Alpha Centauri es un sistema a unos 4,3 años luz de la Tierra compuesto por tres estrellas: Alpha Centauri A, Alpha Centauri B y Proxima Centauri. Esta última estrella debe su nombre a que es la más cercana de las tres a la Tierra, y sabemos que tiene al menos un exoplaneta en zona habitable: Próxima Centauri b o Proxima b. Por supuesto, no sabemos si este exoplaneta alberga vida. de momento es solo una posibilidad.Llegar hasta allí no es en absoluto sencillo. El principal problema es lograr la suficiente velocidad como para llegar hasta allí en un plazo razonable, y eso es precisamente en lo que está trabajando la NASA.

El objetivo de los ingenieros del Laboratorio de Propulsión a Chorro es precisamente desarrollar un motor que sea capaz de impulsar una sonda a una décima parte de la velocidad de la luz. Con ese motor podríamos alcanzar Proxima b en unos 44 años. La idea es tener ese propulsor preparado para 2069.El plan de la NASA se ha anunciado discretamente en el marco de una Conferencia de la Unión Geofísica a la que ha tenido acceso New Scientist. Si le han dado tan poco bombo es porque es fruto de una decisión más política que otra cosa. Parte del presupuesto para la agencia de este año viene sujeto a la orden de desarrollar los sistemas de viaje interestelar.Probablemente la orden esté relacionada con no quedarse atrás en ese reto. Actualmente, el proyecto más avanzado para visitar otros sistemas es Breakthrough Starshot, una iniciativa liderada por el millonario ruso Yury Milner y que cuenta con la colaboración de mentes tan privilegiadas como la de Stephen Hawking.

Créditos:Gizmodo

Facebook Comments

Los telescopios Hubble y Spitzer encuentran la ‘aguja en el pajar’.

Un estudio intensivo en las profundidades del universo por los telescopios espaciales Hubble y Spitzer de la NASA ha dado como resultado la proverbial “aguja en un pajar”..    Se trata de la galaxia más lejana que se haya visto en una imagen que ha sido estirada y amplicada por un fenómeno llamado lente gravitacional.    La galaxia embrionaria llamada SPT0615-JD existía cuando el universo tenía solo 500 millones de años. Aunque se han visto algunas otras galaxias primitivas en esta época temprana, en esencia se han visto como puntos rojos debido a su pequeño tamaño y tremendas distancias.    Sin embargo, en este caso, el campo gravitacional de un cúmulo de galaxias de primer plano masivo no solo amplicó la luz de la galaxia de fondo sino que también proporcionó una imagen de arco (aproximadamente de 2 segundos de arco de longitud).  “No se ha encontrado ninguna galaxia candidata a una distancia tan grande que también proporcione la información espacial que tiene esta imagen de arco.

Al analizar los efectos de las lentes gravitacionales sobre la imagen de esta galaxia, podemos determinar su tamaño y forma reales”, dijo en un comunicado el autor principal del estudio, Brett Salmon, del Space Telescope Science Institute en Baltimore, Maryland. Presentó su investigación en la 231 reunión de la American Astronomical Society en Washington.    Predicha en primer lugar por Albert Einstein hace un siglo, la deformación del espacio por la gravedad de un objeto en primer plano masivo puede iluminar y distorsionar las imágenes de objetos de fondo mucho más distantes. Los astrónomos usan este efecto de ‘lente zoom’ para buscar imágenes amplicadas de galaxias distantes que de otro modo no serían visibles con los telescopios actuales.    SPT0615-JD se identicó en la encuesta RELICS (Reionization Lensing Cluster Survey) del Hubble y en el programa complementario S-RELICS del Spitzer. “RELICS fue diseñado para descubrir galaxias distantes como estas que se magnican lo suciente como para estudiarlas en detalle”, dijo Dan Coe, investigador principal de RELICS.    RELICS observó 41 cúmulos de galaxias masivas por primera vez en el infrarrojo con el Hubble para buscar galaxias con lentes distantes. Uno de estos fue SPT-CL J0615-5746, que analizó Salmon para hacer este descubrimiento.

Al encontrar el arco de la lente, Salmon pensó: “¡Oh, guau! ¡Creo que estamos aprendiendo algo!”    Al combinar los datos de Hubble y Spitzer, Salmon calculó el tiempo de retroceso a la galaxia en 13.300 millones de años. El análisis preliminar sugiere que la diminuta galaxia pesa no más de 3 mil millones de masas solares (aproximadamente 1/100 de la masa de nuestra galaxia de la Vía Láctea completamente desarrollada). Tiene menos de 2.500 años luz de diámetro, la mitad del tamaño de la Pequeña Nube de Magallanes, una galaxia satélite de nuestra Vía Láctea. El objeto se considera prototípico de las galaxias jóvenes que surgieron durante la época poco después del Big Bang.    La galaxia se encuentra justo en los límites de las capacidades de detección de Hubble, pero solo es el comienzo de las capacidades del futurto telescopio espacial James Webb, dijo Salmon. “Esta galaxia es un objetivo emocionante para la ciencia con el telescopio Webb, ya que ofrece una oportunidad única para resolver poblaciones estelares en el universo primitivo”. La espectroscopía con Webb permitirá a los astrónomos estudiar en detalle la tormenta de fuego de la actividad de nacimientos de estrellas que tiene lugar en esta época temprana y resolver su subestructura.

Créditos:ep

Facebook Comments

Abrupta desaceleración nunca vista en la rotación de un cometa.

Observaciones con el telescopio espacial Swift de la NASA han revelado una abrupta desaceleración, sin precedentes, en la rotación de un cometa.    Las imágenes tomadas en mayo de 2017 revelan que el cometa 41P / Tuttle-Giacobini-Kresák – 41P para abreviar – giraba tres veces más lento que en marzo, cuando fue observado por el Discovery Channel Telescope en el Observatorio Lowell en Arizona. Esta desaceleración es el cambio más espectacular en la rotación de un cometa jamás visto.    El cometa 41P orbita el Sol cada 5,4 años. Cuando un cometa se acerca al Sol, el aumento del calentamiento hace que el hielo de su supercie cambie directamente a un gas, produciendo chorros que lanzan partículas de polvo y granos helados al espacio.    Este material forma una atmósfera extendida, llamada coma. Las observaciones realizadas en tierra establecieron el período de rotación inicial del 41P en aproximadamente 20 horas a principios de marzo de 2017 y detectaron su desaceleración más tarde el mismo mes.    El cometa pasó a 21,2 millones de kilómetros de la Tierra el 1 de abril, y ocho días después hizo su aproximación más cercana al Sol.

El telescopio ultravioleta / óptico de Swift capturó el cometa del 7 al 9 de mayo, revelando variaciones de brillo asociadas con el material recientemente expulsado al coma. Estos cambios lentos indicaron que el período de rotación de 41P se había más que duplicado, a entre 46 y 60 horas.    Las estimaciones de la producción de agua de 41P, junto con el tamaño pequeño del cuerpo, sugieren que más de la mitad de su supercie contiene chorros activados por la luz solar. Esa es una fracción mucho mayor de propiedades inmobiliarias activas que en la mayoría de los cometas, que normalmente soportan chorros de reacción solo en alrededor del 3 por ciento de sus supercies.    Los astrónomos sospechan que estas áreas activas están orientadas favorablemente para producir pares que ralentizaron el giro de 41P. Un giro lento puede hacer que la rotación del cometa sea inestable, lo que le permite comenzar a caer sin un eje de rotación jo. Esto produciría un cambio dramático en el calentamiento estacional del cometa y podría dar lugar a futuros brotes de actividad, informa la NASA.

Créditos:ep

Facebook Comments

alien-sixth-sense
los anuncios que ves en nuestra pagina, nos ayuda a sostener este sitio y que sigamos compartiendo mas allá de la Tierra, regálanos un click en estos anuncios y si te place el producto apoyanos. Por cierto te tenemos una pagina de tecnología e informática  lo mas nuevo visitala: InformaticaExperience




Impresionante ovni del tipo cigarro captado en vídeo HD: