Resuelven el misterio de la Señal Wow! 40 años después (y no, no fueron los extraterrestres).

Año 1977, se registra una extraña señal en el radiotelescopio de la Universidad de Ohio, una transmisión de radio en la Constelación de Sagitario tan potente que desde el SETI la describen como la Señal Wow!. Desde entonces, han surgido varias teorías. 40 años de un misterio que parece llegar a su fin.Así lo recoge la investigación de dos años que acaba de ser revisada y aprobada por la Washington Academy of Sciences. Un estudio que ya avanzaba hace varios meses que aquella señal no tenía nada ver con extraterrestres, sino con cometas.En el momento en el que se detectó la señal en 1977, el radiotelescopio Big Ear buscaba específicamente transmisiones que pudieran ser evidencias de civilizaciones extraterrestres.Basados en el trabajo de astrónomos anteriores, el equipo determinó que era muy posible que una señal de origen inteligente fuera transmitida a una frecuencia de 1.420 MHz (la frecuencia electromagnética del hidrógeno neutro), y que el Big Ear la “oiría” durante 72 segundos, el tiempo máximo que el observatorio podría centrarse en un punto específico en el espacio.

Localización de la Señal Wow!. Center of Planetary Science.

La Señal Wow! fue la primera y única vez que se cumplieron aquellos criterios. Desde entonces, los investigadores han intentado rastrear esa misma región del espacio con nuevos instrumentos. Lo cierto es que nunca consiguieron nada parecido y la leyenda de la señal se fue haciendo más grande. Con los años se fueron descartando teorías, y aunque los alienígenas parecían ciertamente inverosímiles (aunque tentadores), no podían ser descartados.Así llegamos al 2016. Un grupo de investigadores del Center of Planetary Science propone una nueva hipótesis que argumentaba que un cometa podría ser el culpable de todo. No sabían cuál de los dos, pero los llamados 266/P Christensen o P/2008 Y2 (Gibbs) podrían tener la llave del enigma.La misteriosa frecuencia podía ser causada por la nube de hidrógeno que transportaban. ¿Cómo? Los investigadores explicaban en su hipótesis que esa nube es liberada cuando entra en nuestro Sistema Solar y recibe el impacto de la radiación solar.

Advertisment

Advertisment
Constelación de Sagitario.

De ser así, la estela que dejaba el hidrógeno sería suficiente como para generar la mítica lectura anómala en las mediciones. Además, había un último dato revelador: los dos cometas transitaron por esa región del espacio cuando la Señal Wow! fue detectada, pero no fueron descubiertas hasta el año 2006.Para probar la hipótesis, el equipo realizó más de 200 observaciones del espectro radioeléctrico entre noviembre de 2016 y febrero de 2017. Entonces descubrieron que Christensen emitía ondas de radio a una frecuencia de 1.420 MHz. Para comprobarlo, movieron su radiotelescopio en un grado.¿El resultado? Como era de esperar, la señal desapareció, y sólo volvió cuando el telescopio se dispuso de nuevo sobre el cometa. El 1 de abril de este año la Washington Academy of Sciences aceptaba las observaciones del equipo y pasaba a revisarlas. Hoy, 40 años después, se confirma que la mítica Señal Wow! era extraterrestre, pero no inteligente.

Créditos:Gizmodo Center of Planetary Science

Advertisment
Facebook Comments