El origen de las dos lunas de Marte.

Un nuevo estudio publicado hoy en Nature Geoscienceseñala que Fobos y Deimos, las dos pequeñas lunas de Marte, son las únicas supervivientes de los restos que se formaron tras el impacto de un gran objeto contra el planeta rojo. Inicialmente se llegó a pensar que estos dos satélites eran asteroides capturados.

 

Ahora, un grupo internacional de científicos, liderados desde el Real Observatorio de Bélgica, simularon el choque y analizaron la evolución de los ‘escombros’ en las órbitas marcianas. De esta forma, detectaron que los elementos más grandes se acumulaban en la parte interna y estaban más comprimidos. Así se pudieron formar varias lunas que acabaron fusionándose en una muy masiva que, por efecto de la gravedad, acabó uniéndose con el planeta rojo.

Advertisment

 

Sin embargo, en la parte más exterior fueron naciendo Fobos y Deimos, más pequeñas, a partir de materiales más dispersos. Estas dos pequeñas lunas serían las únicas que se han mantenido tras el impacto, como se ilustra en la imagen.A pesar del hallazgo, los autores no pueden explicar por qué se formaron dos y no una más grande, como ocurre en el caso de la Luna y la Tierra. De cara al futuro, los autores consideran que solo Deimos seguirá en la órbita de Marte, ya que Fobos está siendo gradualmente atraído por el planeta.

Advertisment

 

Créditos:SINC

Advertisment
Facebook Comments