Monthly Archives: September 2017

Las extrañas estructuras de la nebulosa Saturno.

La nebulosa Saturno está situada a unos 5.000 años luz, en la constelación de Acuario (el aguador). Su nombre deriva de su extraña forma, parecida al planeta anillado que todos conocemos visto de canto.Pero, de hecho, las nebulosas planetarias no tienen nada que ver con planetas. La nebulosa Saturno era originalmente una estrella de baja masa que se expandió a gigante roja al final de su vida y comenzó a liberar la materia de sus capas más externas. Este material fue arrastrado por fuertes vientos estelares y excitado por la radiación ultravioleta generada por el caliente núcleo que iban dejando atrás, creando una nebulosa circunestelar de polvo y gas caliente de vivos colores. En el corazón de la nebulosa Saturno se encuentran los restos de la estrella, visible en esta imagen, que está en proceso de convertirse en una enana blanca.

Con el fin de entender mejor cómo las nebulosas planetarias adquieren esas formas extrañas, un equipo internacional de astrónomos, liderado por Jeremy Walsh, de ESO, ha utilizado el instrumento MUSE (Multi Unit Spectroscopic Explorer) para penetrar dentro de los velos polvorientos de la nebulosa Saturno. MUSE es un instrumento instalado en una de las cuatro Unidades de Telescopio del Very Large Telescope en el Observatorio Paranal de ESO, en Chile. Es tan potente porque no solo crea una imagen, sino que también recoge información sobre el espectro (o gama de colores) de la luz del objeto en cada punto de la imagen.El equipo utilizó el instrumento MUSE para producir los primeros mapas ópticos detallados del gas y del polvo distribuidos a lo largo de una nebulosa planetaria. La imagen resultante de la nebulosa Saturno revela muchas estructuras intrincadas, incluyendo una burbuja elíptica interior, una burbuja o capa exterior y un halo. También muestra dos corrientes, anteriormente captadas, que se extienden desde los dos extremos del eje largo de la nebulosa y terminan en ansae brillantes (la palabra latina para “asas”).Curiosamente, el equipo también encontró en el polvo una zona en forma de onda, que aún no se comprende con detalle. El polvo se distribuye a lo largo de la nebulosa, pero, en el borde de la burbuja interna, hay una caída significativa en la cantidad de polvo, una zona en la que parece que se está destruyendo. Hay varios mecanismos posibles para esta destrucción.

La burbuja interna es esencialmente una onda expansiva extendiéndose, por lo que o bien puede estar rompiendo los granos de polvo y destruyéndolos, o bien puede estar produciendo un efecto de calentamiento extra que evapore el polvo.Cartografiar las estructuras del gas y el polvo en las nebulosas planetarias ayudará a comprender su papel en la vida y la muerte de las estrellas de masa baja, y también ayudará a los astrónomos a entender cómo adquieren las nebulosas planetarias esas formas tan extrañas y complejas.Pero las capacidades de MUSE se extienden más allá de las nebulosas planetarias. Este sensible instrumento también puede estudiar la formación de estrellas y galaxias en el universo temprano, así como cartografiar la distribución de materia oscura en cúmulos de galaxias en el universo cercano. MUSE también ha creado el primer mapa 3D de los Pilares de la Creación en la nebulosa del Águila y ha obtenido imágenes de un espectacular choque cósmico en una galaxia cercana.

Créditos:NCYT

Hielo de agua en el planeta más cercano al Sol.

La superficie de Mercurio, el planeta más cercano al Sol, parece un lugar muy improbable en el que encontrar hielo, pero las investigaciones realizadas a lo largo de las últimas tres décadas han sugerido que hay agua congelada en él, concretamente protegida de los infernales rayos solares en suelos que se hallan permanentemente a la sombra dentro de ciertos cráteres.Ahora, los resultados de un nuevo estudio sugieren que podría haber mucho más hielo en la superficie de Mercurio que el que se creía previamente.La idea de que Mercurio podría tener agua helada surgió en la década de 1990, cuando desde la superficie de la Tierra algunos radiotelescopios detectaron regiones altamente reflectantes dentro de varios cráteres cerca de los polos de Mercurio. El eje del planeta no tiene mucha inclinación, así que sus polos reciben poca luz solar directa, y los suelos de algunos cráteres prácticamente no la reciben. Sin una atmósfera que retenga calor procedente de las superficies circundantes, se calcula que las temperaturas en estas zonas perpetuamente a la sombra son lo bastante bajas como para que el hielo de agua se mantenga estable. Eso planteó la posibilidad de que esas regiones “brillantes” para el radar pudieran ser hielo.La idea ganó muchos puntos después de que la sonda MESSENGER de la NASA entrara en la órbita de Mercurio en 2011. La nave detectó señales procedentes del polo norte del planeta que eran coincidentes con las del hielo de agua.

El hielo en zonas de Mercurio que están perpetuamente a la sombra puede ser bastante más abundante de lo creído en el polo norte de Mercurio. (Foto: Head lab / Brown University)

Para el nuevo estudio, el equipo de Ariel Deutsch, de la Universidad Brown en Providence, Rhode Island, Estados Unidos, y Gregory Neumann, del Centro Goddard de Vuelos Espaciales de la NASA en Greenbelt, Maryland, analizó a fondo los datos enviados por la MESSENGER. Estos científicos examinaron en concreto lecturas del altímetro láser de la nave espacial. El dispositivo se usa sobre todo para realizar mapas de elevación, pero puede usarse también para hacer un seguimiento de la reflectancia de la superficie.Los resultados del estudio indican que hay que añadir tres nuevos miembros a la lista de cráteres próximos al polo norte de Mercurio que parecen albergar grandes depósitos de hielo superficial. Pero además de esos grandes depósitos, la investigación ha permitido hallar evidencias de otros más pequeños distribuidos por todo el polo norte, tanto dentro de cráteres como en el terreno a la sombra entre ellos. Aunque sean pequeños, esos depósitos pueden constituir en su conjunto una masa notable de hielo. La cantidad total de hielo en Mercurio parece, por tanto, que es bastante más grande que la estimada hasta ahora.

Créditos:NCYT

El Telescopio Hubble de la NASA observa el cometa activo más lejano que se haya visto

El Telescopio Espacial Hubble de la NASA ha fotografiado el cometa activo más lejano jamás visto, a una enorme distancia de 1.500 millones de millas del Sol (más allá de la órbita de Saturno). Ligeramente calentada por el remoto Sol, ya ha comenzado a desarrollar una nube borrosa de 80.000 millas de ancho, llamada coma, que envuelve un pequeño y sólido núcleo de gas congelado y polvo. Estas observaciones representan los primeros signos de actividad jamás vistos desde un cometa que entra por primera vez en la zona planetaria del sistema solar.

El cometa, llamado C / 2017 K2 (PANSTARRS) o “K2”, ha estado viajando durante millones de años desde su hogar en el frígido recinto exterior del sistema solar, donde la temperatura es de unos 440 grados Fahrenheit. La órbita del cometa indica que proviene de la Nube de Oort, una región esférica de casi un año luz de diámetro y que se cree que contiene cientos de miles de millones de cometas. Los cometas son los restos helados de la formación del sistema solar hace 4.600 millones de años y, por lo tanto, prístina en la composición helada.

“K2 está tan lejos del Sol y tan frío, sabemos con seguridad que la actividad – todas las cosas borrosas que lo hacen parecer un cometa – no se produce, como en otros cometas, por la evaporación del hielo de agua”, dijo el plomo investigador David Jewitt de la Universidad de California, Los Ángeles. “En su lugar, creemos que la actividad se debe a la sublimación [de un sólido que cambia directamente en un gas] de super-volátiles como K2 hace su entrada solitaria en la zona planetaria del sistema solar.Por eso es especial.Este cometa está tan lejos y tan increíblemente frío que el hielo de agua se congela como una roca “.

K2 fue descubierto en mayo de 2017 por el Telescopio Panorámico y el Sistema de Respuesta Rápida (Pan-STARRS) en Hawaii, un proyecto de reconocimiento del Programa de Observaciones de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA. Jewitt usó la cámara de campo ancho 3 de Hubble a finales de junio para echar un vistazo más de cerca al visitante helado.

El agudo “ojo” de Hubble reveló la extensión del coma y también ayudó a Jewitt a estimar el tamaño del núcleo, a menos de 12 millas de diámetro, aunque el tenue coma tiene 10 diámetros terrestres.

Este enorme coma debió de formarse cuando el cometa estaba aún más alejado del Sol. Cavando a través de imágenes de archivo, el equipo de Jewitt descubrió las vistas de K2 y su coma borroso tomado en 2013 por el Telescopio Canadá-Francia-Hawaii (HFC) en Hawai. Pero el objeto era tan débil que nadie se dio cuenta.

“Creemos que el cometa ha estado continuamente activo durante al menos cuatro años”, dijo Jewitt. “En los datos de la CFHT, K2 tenía un coma ya a 2 mil millones de millas del Sol, cuando estaba entre las órbitas de Urano y Neptuno, ya estaba activo, y creo que ha estado continuamente activo. Sol, se está haciendo más cálido y cálido, y la actividad está aumentando “.

Pero, curiosamente, las imágenes de Hubble no muestran una cola que fluye de K2, que es una firma de cometas. La ausencia de tal característica indica que las partículas que se elevan del cometa son demasiado grandes para que la presión de radiación del Sol las vuelva a meter en una cola.

Los astrónomos tendrán tiempo de sobra para realizar estudios detallados de K2. Durante los próximos cinco años, el cometa continuará su viaje hacia el interior del sistema solar antes de llegar a su aproximación más cercana al Sol en 2022 justo después de la órbita de Marte. “Podremos monitorear por primera vez la actividad de desarrollo de un cometa que cae desde la Nube de Oort a través de un extraordinario rango de distancias”, dijo Jewitt. “Debe ser cada vez más activo cuando se acerca al Sol y presumiblemente formará una cola”.

Jewitt dijo que el telescopio espacial James Webb de la NASA, un observatorio infrarrojo programado para lanzarse en 2018, podría medir el calor del núcleo, lo que daría a los astrónomos una estimación más precisa de su tamaño.

Los resultados del equipo aparecerán en la edición del 28 de septiembre de The Astrophysical Journal Letters.

El Telescopio Espacial Hubble es un proyecto de cooperación internacional entre la NASA y la ESA (European Space Agency). El Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, maneja el telescopio. El Instituto de Ciencias del Telescopio Espacial (STScI) en Baltimore, Maryland, realiza operaciones de ciencia del Hubble. STScI es operado por la NASA por la Asociación de Universidades de Investigación en Astronomía, Inc., en Washington, D.C.

Osiris-REx le da un vistazo a la Tierra

OSIRIS-REx es una sonda espacial de la NASA cuyo objetivo es alcanzar al asteroide Bennu, recoger una muestra del material de su superficie y regresar a la Tierra para que esta muestra sea analizada.

Una imagen compuesta del color de la tierra tomada el 22 de septiembre por la cámara de MapCam en la nave espacial OSIRIS-REx de la NASA. Esta imagen fue tomada unas horas después de que la nave espacial completó su asistente de gravedad terrestre a una distancia de aproximadamente 106.000 millas (170.000 kilómetros). MapCam es parte del OSIRIS-REx Camera Suite (OCAMS) operado por la Universidad de Arizona. Visibles en esta imagen son el Océano Pacífico y varias masas de tierra familiares, incluyendo Australia en la parte inferior izquierda y Baja California y el suroeste de Estados Unidos en la parte superior derecha. Las rayas verticales oscuras en la parte superior de la imagen son causadas por cortos tiempos de exposición (menos de tres milisegundos). Se requieren tiempos cortos de exposición para imaginar un objeto tan brillante como la Tierra, pero no se prevé para un objeto tan oscuro como el asteroide Bennu, que la cámara fue diseñada para imagen.

Estrella envejecida expulsa burbuja humeante.

Los astrónomos han empleado ALMA para capturar una imagen sorprendentemente hermosa de una frágil burbuja de material expelido en torno a la exótica estrella roja U Antliae. Estas observaciones ayudarán a los astrónomos a entender mejor cómo evolucionan las estrellas en las últimas fases de sus ciclos de vida.En la débil constelación austral de Antlia (la Máquina Neumática) el atento observador con binoculares detectará una estrella muy roja, cuyo brillo varía ligeramente una semana tras otra. Esta estrella fuera de lo común se llama U Antliae y nuevas observaciones con el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) están revelando una envoltura esférica notablemente delgada en torno a esta.U Antliae [1] es una estrella de carbono, evolucionada, fría y luminosa, de la rama asintótica gigante.

Este gráfico muestra la ubicación de la estrella U Antliae en la constelación de Antlia (The Air Pump). Esta estrella muy roja y variable se puede ver con binoculares pequeños.Crédito:ESO, IAU y Sky & Telescope

Hace unos 2.700 años atrás, U Antliae pasó por un corto período de rápida pérdida de masa. Durante este período de unos cientos de años, el material que constituía la envoltura observada con los nuevos datos de ALMA fue expulsado a gran velocidad. Un análisis más detallado de esta envoltura, también muestra evidencias de delgadas y menudas nubes de gas, conocidas como subestructuras filamentosas.Lograr esta espectacular vista fue posible dada la capacidad única para crear imágenes nítidas a múltiples longitudes de onda que proporciona el radiotelescopio ALMA, ubicado en el llano de Chajnantor, en el desierto de Atacama, Chile.

Esta imagen del Digitized Sky Survey 2 muestra la estrella de carbono muy roja U Antliae y sus alrededores.Crédito:ESO, Digitized Sky Survey 2. Reconocimiento: Davide De Martin

ALMA puede ver una estructura mucho más fina de la envoltura de U Antilae, con respecto a lo que se había podido realizar anteriormente.Los nuevos datos de ALMA no son solo una imagen; ALMA produce un conjunto de datos tridimensionales (un cubo de datos) y cada parte es observada en una longitud de onda ligeramente diferente. Esto es el efecto Doppler, que significa que distintas porciones del cubo de datos muestran imágenes del gas moviéndose a distintas velocidades acercándose o alejándose del observador. Esta envoltura también es notoria, ya que es simétricamente muy redonda y también marcadamente fina. Al visualizar las distintas velocidades podemos dividir esta burbuja cósmica en partes virtuales, tal como lo hacemos en la tomografía por computador o con el cuerpo humano.

Esta imagen fue creada a partir de los datos de ALMA sobre la inusual estrella roja de carbono U Antliae y su envolvente de material. Los colores muestran el movimiento del material brillante en la concha a lo largo de la línea de visión hacia la Tierra. El material azul se encuentra entre nosotros y la estrella central, y se está moviendo hacia nosotros. El material rojo alrededor del borde se está alejando de la estrella, pero no hacia la Tierra.Para mayor claridad esta visión no incluye el material en el lado lejano de la estrella, que está retrocediendo de nosotros de una manera simétrica.Crédito:ALMA (ESO / NAOJ / NRAO), F. Kerschbaum

Entender la composición química de las envolturas y atmósferas de estas estrellas, y cómo estas envolturas se forman por la pérdida de masa, es importante para comprender apropiadamente cómo evolucionan las estrellas en el Universo primitivo, y también cómo evolucionaron las galaxias. Las envolturas tales como la que rodea a U Antliae muestran una rica variedad de compuestos químicos en base a carbono y otros elementos. También ayudan a reciclar la materia, y proporcionan hasta el 70% del polvo entre las estrellas.

Notas:

[1] El nombre U Antliae refleja el hecho de que esta es la cuarta estrella que cambia su brillo en la constelación de Antlia (la Máquina Neumática). La denominación de tales estrellas variables siguió una complicada secuencia, a medida que se encontraban más y más.

Créditos:eso

Júpiter espectacular por la nave espacial Juno de la NASA

Esta sorprendente imagen de Júpiter fue capturada por la nave espacial Juno de la NASA cuando realizó su octavo sobrevuelo del planeta gigante gaseoso.

La imagen fue tomada el 1 de septiembre de 2017 a las 2:58 p.m. PDT (5:58 p.m. EDT). En el momento en que se tomó la imagen, la nave espacial se encontraba a 7.776 kilómetros de las cimas de las nubes del planeta a una latitud de aproximadamente -17.4 grados.

El científico científico Gerald Eichstädt procesó esta imagen usando datos de la cámara de imágenes JunoCam. Los puntos de interés son “Whale’s Tail” y “Dan’s Spot”.

Las imágenes crudas de JunoCam están disponibles para que el público pueda leer y procesar los productos de imagen en:

www.missionjuno.swri.edu/junocam

Más información sobre Juno está en:

https://www.nasa.gov/juno y http://missionjuno.swri.edu

Créditos de la imagen: NASA / JPL-Caltech / SwRI / MSSS / Gerald Eichstädt

Un mundo infernal con cielos de titanio.

El VLT de ESO hace la primera detección

de óxido de titanio en un exoplaneta.

Utilizando el Very Large Telescope de ESO, un equipo de astrónomos ha detectado, por primera vez, óxido de titanio en la atmósfera de un exoplaneta. Este descubrimiento alrededor del planeta WASP-19b, de tipo júpiter caliente, ha sido posible gracias a las capacidades del instrumento FORS2 y ha proporcionado información sobre la composición química y la estructura de temperatura y presión de la atmósfera de este mundo insólito y muy caliente. Los resultados aparecen hoy en la revista Nature.Un equipo de astrónomos, dirigido por Elyar Sedaghati (un miembro de ESO recién graduado en la Universidad Técnica de Berlín), ha examinado, con un nivel de detalle sin precedentes, la atmósfera del exoplaneta WASP-19b. Este extraordinario planeta tiene aproximadamente la misma masa que Júpiter, pero está tan cerca de su estrella que completa una órbita en sólo 19 horas y se estima que su atmósfera tiene una temperatura de unos 2.000 grados centígrados.Cuando WASP-19b pasa por delante de su estrella, parte de la luz de la estrella pasa a través de la atmósfera del planeta y deja huellas sutiles en la luz que finalmente llega a la Tierra.

Ilustración que muestra al exoplaneta WASP-19b, en cuya atmósfera los astrónomos detectaron óxido de titanio por primera vez. En cantidades lo suficientemente grandes, el óxido de titanio puede impedir que el calor entre o salga de una atmósfera, produciendo una inversión térmica: la temperatura es más alta en la atmósfera superior y más baja en la inferior, lo contrario de lo habitual.Crédito:ESO/M. Kornmesser

Utilizando el instrumento FORS2 del Very Large Telescope, el equipo fue capaz de analizar esta luz y deducir que la atmósfera contenía pequeñas cantidades de óxido de titanio, agua y trazas de sodio, junto con una nube global de fuerte dispersión.“Detectar estas moléculas, sin embargo, no es tarea sencilla”, explica Elyar Sedaghati, que pasó 2 años como estudiante de ESO para trabajar en este proyecto. “No sólo necesitamos datos de una calidad excepcional, sino que también es necesario realizar un análisis sofisticado. Para llegar a estas conclusiones, utilizamos un algoritmo que explora muchos millones de espectros que abarcan una amplia gama de composiciones químicas, temperaturas y propiedades de la nube”.En la Tierra es raro ver óxido de titanio. Se sabe que existen en las atmósferas de estrellas frías. En las atmósferas de planetas calientes como WASP-19b actúa como un absorbente del calor.

Cuando WASP-19b pasa por delante de su estrella, parte de la luz de la estrella pasa a través de la atmósfera del planeta y deja huellas sutiles en la luz que finalmente llega a la Tierra. Utilizando el instrumento FORS2 del Very Large Telescope, el equipo fue capaz de analizar esta luz y deducir que la atmósfera contenía pequeñas cantidades de óxido de titanio, agua y trazas de sodio, junto con una nube global de fuerte dispersión.Crédito:ESO/M. Kornmesser

Si está presente en cantidades lo suficientemente grandes, estas moléculas evitan que el calor entre o salga a través de la atmósfera, provocando una inversión térmica, es decir, la temperatura es más alta en la atmósfera superior y más baja en zonas inferiores, lo contrario de lo habitual. El ozono desempeña un papel similar en la atmósfera de la Tierra, donde provoca inversión en la estratosfera.“La presencia de óxido de titanio en la atmósfera de WASP-19b puede tener efectos importantes en la estructura de la temperatura y la circulación atmosféricas”, explica Ryan MacDonald, otro miembro del equipo y astrónomo en la Universidad de Cambridge, Reino Unido. “Poder examinar exoplanetas con este nivel de detalle es muy emocionante y prometedor”, añade Nikku Madhusudhan, de la Universidad de Cambridge, quien supervisó la interpretación teórica de las observaciones.

Este mapa muestra la ubicación de la estrella WASP-19 en la constelación de Vela.Crédito:ESO, IAU and Sky & Telescope

Los astrónomos recopilaron observaciones de WASP-19b durante un período de más de un año. Midiendo las variaciones relativas en el radio del planeta en diferentes longitudes de onda de la luz que pasa a través de la atmósfera del exoplaneta, y comparando las observaciones con modelos atmosféricos, pudieron extrapolar diferentes propiedades, tales como el contenido químico de la atmósfera del exoplaneta.Esta nueva información sobre la presencia de óxidos metálicos como el óxido de titanio y otras sustancias permitirá modelar mejor las atmósferas de los exoplanetas. Mirando hacia el futuro, una vez que los astrónomos puedan observar las atmósferas de planetas posiblemente habitables, los modelos mejorados les darán una idea más completa de cómo interpretar esas observaciones.“Este importante descubrimiento es el resultado de una remodelación del instrumento FORS2 hecha exactamente con este propósito”, agrega el miembro del equipo Henri Boffin, de ESO, que dirigió el proyecto de remodelación. “Desde entonces, FORS2 se ha convertido en el mejor instrumento para llevar a cabo este tipo de estudio desde tierra”.

Créditos:eso

Misión a luna de Jupiter Europa oceano inmenso posibilidad de vida en esa Luna 2020

La próxima misión de la NASA para investigar la habitabilidad de la luna helada de Júpiter Europa ahora tiene un nombre formal: Europa Clipper.

Recordando los primeros grandes barcos que navegaron por los  océanos de la tierra en el siglo 19, barcos tipo  Clipper que  eran aerodinámicos, tres mástiles veleros reconocidos por su gracia y rapidez. Estas naves rápidamente transportaban té y otras mercancías hacia adelante y hacia atrás a través del Océano Atlántico y alrededor del globo.

En la gran tradición de estos barcos clásicos, la nave Europa Clipper navegaría por Europa con rapidez, con frecuencia cada dos semanas, ofreciendo muchas oportunidades para investigar la luna de cerca. El plan principal de la misión incluye 40 a 45 flybys, durante los cuales la nave espacial fotografiaría la superficie helada de la luna en alta resolución e investigaría su composición y la estructura de su cubierta interior y helada.

Europa ha sido durante mucho tiempo una alta prioridad para la exploración porque contiene un océano líquido salado bajo su corteza helada. El objetivo final de Europa Clipper es determinar si Europa es habitable, posee los tres ingredientes necesarios para la vida: agua líquida, ingredientes químicos y fuentes de energía suficientes para permitir la biología.

“Durante cada órbita, la nave espacial pasará poco tiempo dentro del entorno de radiación desafiante cerca de Europa. Acelera, recogerá una gran cantidad de datos científicos y luego saldrá de allí”, dijo Robert Pappalardo, científico del proyecto Europa Clipper en la NASA Jet Propulsion Laboratory en Pasadena, California.

Anteriormente, cuando la misión estaba todavía en la fase conceptual, a veces se llamaba informalmente Europa Clipper, pero la NASA ha adoptado ese nombre como el título formal de la misión.

La misión tiene planeado su lanzamiento en la década de 2020, llegando al sistema de Júpiter después de un viaje de varios años.

JPL dirige la misión de la Dirección de Misiones Científicas de la agencia en Washington.

Para obtener más información sobre la misión Europa Clipper de la NASA, visite:

http://www.nasa.gov/europa

Preston Dyches
Jet Propulsion Laboratory, Pasadena, Calif.
818-354-7013
preston.dyches@jpl.nasa.gov

Dwayne Brown / Laurie Cantillo
Sede de la NASA, Washington
202-358-1726 / 202-358-1077
dwayne.c.brown@nasa.gov / laura.l.cantillo@nasa.gov

Nasa Arroyos aun humedos en Marte detectados por Curiosity

Nasa Arroyos aun humedos en Marte detectados por Curiosity Esta imagen fue tomada por Navcam: Left B (NAV_LEFT_B) a bordo de la NASA Mars rover Curiosity en Sol 1816 (2017-09-15 05:09:33 UTC).

En donde se observa a simple vista y en zoom rastros de humedad en riachuelos que se forman en la superficie de Marte.

Finaliza Nasa Cassini su investigación entregándose a Saturno!

Una emocionante época en la exploración de nuestro sistema solar llegó a su fin hoy, cuando la sonda espacial Cassini de la NASA hizo una suerte fatídica en la atmósfera de Saturno, poniendo fin a su gira de 13 años del planeta anillado.

“Este es el capítulo final de una misión asombrosa, pero también es un nuevo comienzo”, dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misión Científica de la NASA en la sede de la NASA en Washington “El descubrimiento de Cassini de los mundos oceánicos en Titán y Encelado cambió todo, nuestros puntos de vista al corazón sobre lugares sorprendentes para buscar la vida potencial más allá de la Tierra “.

La telemetría recibida durante la inmersión indica que, como se esperaba, Cassini entró en la atmósfera de Saturno con sus propulsores disparando para mantener la estabilidad, ya que envió un único conjunto final de observaciones científicas. La pérdida de contacto con la sonda Cassini ocurrió a las 7:55 a.m. EDT (4:55 a.m. PDT), con la señal recibida por el complejo de antenas Deep Space Network de la NASA en Canberra, Australia.

“Es un agridulce, pero aficionado, una misión que deja atrás una increíble riqueza de descubrimientos que han cambiado nuestra visión de Saturno y nuestro sistema solar, y seguirá moldeando futuras misiones e investigaciones”, dijo Michael Watkins, director de la NASA Jet Propulsion Laboratory (JPL) en Pasadena, California, que gestiona la misión Cassini para la agencia. JPL también diseñó, desarrolló y ensambló la nave espacial.

La caída de Cassini pone fin a una serie de 22 semanales “Grand Finale” inmersiones entre Saturno y sus anillos, una hazaña nunca antes intentado por cualquier nave espacial.

“El equipo de operaciones de Cassini realizó un trabajo absolutamente estelar dirigiendo la nave espacial a su noble final”, dijo Earl Maize, gerente de proyecto de Cassini en JPL. “Desde el diseño de la trayectoria hace siete años, hasta la navegación a través de los 22 clavos de clavos entre Saturno y sus anillos, este es un grupo de científicos e ingenieros que diseñaron un final apropiado para una gran misión. Verdaderamente un resplandor de gloria. ”

Como era planeado, los datos de ocho de los instrumentos de ciencia de Cassini fueron transmitidos a la Tierra. Los científicos de la misión examinarán las observaciones finales de la nave espacial en las próximas semanas para nuevas percepciones sobre Saturno, incluyendo sugerencias sobre la formación y evolución del planeta, y los procesos que ocurren en su atmósfera.

alien-sixth-sense
los anuncios que ves en nuestra pagina, nos ayuda a sostener este sitio y que sigamos compartiendo mas allá de la Tierra, regálanos un click en estos anuncios y si te place el producto apoyanos. Por cierto te tenemos una pagina de tecnología e informática  lo mas nuevo visitala: InformaticaExperience




Impresionante ovni del tipo cigarro captado en vídeo HD: