Monthly Archives: July 2016

Los “barrancos” o surcos en las laderas de Marte no se formaron por agua dice la NASA

Los nuevos hallazgos utilizando los datos del programa MRO de la NASA indican que los barrancos de Marte no es probable que se hayan formado por corrientes de agua líquida. Esta nueva prueba permitirá a los investigadores teorías más exactas acerca de cómo se forman los surcos de Marte, y revelar más detalles acerca de los procesos geológicos recientes de Marte.

Los científicos usan el término “barranco” para las características en Marte que comparten tres características en su forma: una alcoba en la parte superior, un canal y un delantal de material depositado en la parte inferior. Los barrancos son diferentes de otro tipo de características en las laderas marcianas, rayas llamadas “lineae pendiente recurrente,” o RSL, que se distinguen por un oscurecimiento de temporada y la decoloración, en lugar de características de cómo se forma el suelo. El agua en forma de sal hidratada se ha identificado en los sitios de RSL. El nuevo estudio se centra en los barrancos y su proceso de formación mediante la adición de información de composición de imágenes previamente adquiridas.




Investigadores de la Universidad Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins (APL) en Laurel, Maryland, examinaron los datos de composición de alta resolución de más de 100 sitios a lo largo de los barrancos de Marte. Estos datos, recogidos por el Espectrómetro de Imágenes de Reconocimiento Compacto del orbitador de Marte (CRISM), fueron correlacionados con imágenes del Experimento Científico de Imágenes de Alta Resolución de la misma nave espacial (HiRISE) de la cámara y la cámara de Contexto (CTX).

Los resultados no mostraron evidencia mineralógica de abundante agua líquida o de sus subproductos, lo que apunta a mecanismos distintos a los de la corriente de agua – como la congelación y descongelación de la escarcha de dióxido de carbono – como principales impulsores de la evolución reciente de los barrancos. Los hallazgos fueron publicados en la revista Geophysical Research Letters .

Los barrancos son una característica generalizada y común en la superficie de Marte, que ocurre principalmente entre los 30 y los 50 grados de latitud en ambos hemisferios norte y sur, en general, en las pendientes que se enfrentan hacia los polos. En la Tierra, barrancos similares se forman por corrientes de agua líquida; Sin embargo, en las condiciones actuales, el agua líquida es transitoria en la superficie de Marte, y puede ocurrir sólo como pequeñas cantidades de salmuera incluso a rayas RSL. La falta de agua suficiente para tallar barrancos se ha traducido en una variedad de teorías para la creación de los barrancos, que incluye diferentes mecanismos que implican la evaporación de agua helada y dióxido de carbono.

“El equipo de HiRISE y otros habían demostrado que no había actividad estacional de barrancos – sobre todo en el hemisferio sur -. En el último par de años, la escarcha de dióxido de carbono es el principal mecanismo sospechoso de causarlos. Sin embargo, otros investigadores han favorecido el agua líquida como el principal mecanismo”, dijo Jorge Núñez de APL, el autor principal del artículo. “Lo que HiRISE y otros reproductores de imágenes no fueron capaces de determinar por sí mismos era la composición del material en los barrancos, porque son cámaras ópticas. Para traer otra pieza importante epara ayudar a resolver el puzzle, se utilizó CRISM, un espectrómetro de imágenes, el cual analizó qué tipo de minerales estaban presentes en los barrancos y ver si podían arrojar luz sobre el mecanismo principal responsable “.

Núñez y sus colegas tomaron ventaja de un nuevo producto llamado CRISM de datos Mapa-proyectado Targeted reducido de registros de datos . Se les permitió realizar más fácilmente sus análisis y luego correlacionar los resultados con HiRISE imágenes.

“En la Tierra y en Marte, sabemos que la presencia de filosilicatos – – arcillas u otros minerales hidratados indica la formación de agua líquida”, dijo Núñez. “En nuestro estudio, no se encontraron pruebas de arcillas u otros minerales hidratados en la mayoría de los barrancos que estudiamos, y cuando los analizamos, eran restos de erosión de las rocas antiguas, expuestas y transportadas ladera abajo, en lugar de alteraciones más recientes por flujo de agua. Estos barrancos están tallando en el terreno y la exposición de las arcillas probablemente indica que se formaron miles de millones de años atrás, cuando el agua líquida era más estable en la superficie de Marte “.

Otros investigadores han creado modelos de computadora que muestran cómo la sublimación del hielo de dióxido de carbono estacional puede crear barrancos similares a los observados en Marte, y cómo su forma puede imitar los tipos de barrancos que el agua líquida crearía. El nuevo estudio añade soporte para esos modelos.




APL construyó y opera CRISM , uno de los seis instrumentos con los que el proyecto del Orbitador de Reconocimiento de Marte ha estado examinando Marte desde 2006. El Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, una división de Caltech en Pasadena, California, dirige el proyecto para el Directorio de Misiones Científicas de la NASA en Washington. Lockheed Martin Space Systems de Denver construyó el orbitador y soporta sus operaciones.

La NASA halla un planeta similar al de ‘Star Trek’ Vulcano

Un sistema de tres estrellas, ubicado a 16,5 años luz de la Tierra, cuenta con un astro con características similares a la casa del señor Spock en la famosa saga

A 16,5 años luz de la Tierra, se encuentra el sistema de estrellas triple 40 Eridani, cuyo entorno se ajusta al del planeta Vulcano de Star Trek, según confirmó la Agencia Espacial Estadounidense (NASA por sus siglas en inglés).

Aunque realmente el planeta Vulcano (hogar del entrañable Señor Spock de la saga del cine y la televisión) no existe, un planeta mostró características similares al de la ficción.

En la Vía Láctea han situado un sistema estelar triple, donde el astro principal se puede observar desde la Tierra. La NASA indica que el entorno del Vulcano real estaría sobre el borde interno de la estrella 40 Eridani A, la primera de las tres localizadas, explica el portal 20 minutos.

Mira el anuncio de la NASA en Twitter:

https://twitter.com/NASAJPL/status/756520015038410752




Bajo las nubes:Una nueva visión de la superficie de Venus.

Gracias a las observaciones del satélite Venus Express de la ESA, los científicos han demostrado por primera vez cómo los patrones meteorológicos vistos en las gruesas capas de nubes de Venus están directamente relacionados con la topografía de la superficie que cubren. En lugar de impedirnos la observación, las nubes de Venus podrían ofrecernos información de lo que hay debajo.Las altas temperaturas de Venus, debidas al extremo efecto invernadero que calienta su superficie hasta alcanzar los 450 grados Celsius, son bien conocidas. El clima en la superficie del planeta resulta opresivo: además del calor, recibe poca luz debido a la gruesa capa de nubes que rodea completamente el planeta. Los vientos superficiales son muy lentos, soplando a un metro por segundo, apenas la velocidad de un tranquilo paseo.Sin embargo, lo que vemos al observar nuestro planeta gemelo desde las alturas es un enorme manto nuboso, liso y brillante, formado por una gruesa capa de 20 km de espesor. Al situarse entre 50 y 70 km por encima de la superficie del planeta, presenta unas temperaturas menores y similares a las temperaturas en la cima de las nubes terrestres, de unos -70 grados Celsius. La capa superior también sufre una meteorología más extrema, con vientos cientos de veces más rápidos que en la superficie del planeta (e incluso más rápidos que su velocidad de rotación, en un fenómeno denominado ‘superrotación’).Aunque estas nubes suelen impedirnos ver la superficie venusiana, ya que solo podemos atravesarlas mediante radares o luz infrarroja, es probable que sean la clave para desvelar algunos de los secretos del planeta. Los científicos sospechan que los patrones meteorológicos producidos en la cima de las nubes son consecuencia de la topografía del terreno que se halla debajo. Aunque ya habían obtenido indicios de ello en el pasado, no habían sido capaces de desvelar completamente su funcionamiento… Hasta ahora.

 

Gracias a las observaciones del satélite Venus Express de la ESA, los científicos han podido mejorar enormemente la precisión del mapa de Venus explorando tres aspectos del clima nuboso del planeta: la velocidad de circulación de los vientos, cuánta agua alojan las nubes y qué brillo presentan estas nubes en el espectro (y específicamente en luz ultravioleta).“Los resultados muestran que estos aspectos —vientos, contenido acuático y composición de las nubes— se relacionan de algún modo con las propiedades de la propia superficie de Venus”,admite Jean-Loup Bertaux del laboratorio francés LATMOS (Laboratorio de atmósferas, medios y observaciones espaciales) y autor principal del nuevo estudio de Venus Express. “Hemos utilizado observaciones de la sonda recopiladas a lo largo de seis años, de 2006 a 2012, lo que nos ha permitido estudiar los patrones meteorológicos del planeta a largo plazo”.Aunque Venus es un planeta muy seco en comparación con la Tierra, su atmósfera contiene ciertas cantidades de vapor de agua, especialmente por debajo de su capa de nubes. Bertaux y sus colegas estudiaron la cima de las nubes de Venus en la banda infrarroja del espectro, lo que les ha permitido captar la absorción de luz solar por el vapor de agua y detectar su nivel de presencia en cada punto de la cima de las nubes (70 km de altitud).Detectaron un área concreta de nubes, cerca del ecuador venusiano, que albergaba más vapor de agua que sus alrededores. Esta región ‘húmeda’ se encontraba justo encima de una cadena de montañas de 4.500 metros de altitud denominada Aphrodite Terra. Este fenómeno parece deberse a que el aire rico en agua de la atmósfera más baja se ve empujado hasta ascender por encima de las montañas de Aphrodite Terra, lo que ha llevado a los científicos a bautizarlo como la ‘Fuente de Afrodita’.

 

Como explica Wojciech Markiewicz, del Instituto Max-Planck para la investigación del sistema solar en Göttingen, Alemania, y coautor del estudio: “Esta ‘fuente’ estaba confinada dentro de un remolino de nubes descendentes que atravesaban Venus de este a oeste. Nuestra primera pregunta fue: ¿por qué? ¿A qué se debía toda esa agua localizada en ese punto concreto?”Al mismo tiempo, los científicos utilizaron Venus Express para observar las nubes con luz ultravioleta y registrar su velocidad. Así, descubrieron que las nubes que descendían de la ‘fuente’ reflejaban menos luz ultravioleta que las demás, y que los vientos por encima de la región montañosa de Aphrodite Terra eran un 18% más lentos que en las regiones colindantes.Estos tres factores pueden explicarse por un único mecanismo provocado por la densa atmósfera de Venus, proponen Bertaux y sus colegas.“Cuando los vientos atraviesan las pendientes montañosas de la superficie, generan las llamadas ondas de gravedad”, añade Bertaux. “A pesar de su nombre, no tienen nada que ver con las ondas gravitacionales, que son ondulaciones en el tejido espacio-temporal; las ondas de gravedad son un fenómeno atmosférico que puede verse a menudo en las áreas montañosas de la superficie terrestre.Por así decirlo, se forman cuando el aire se arremolina sobre una superficie irregular. Las ondas se propagan verticalmente hacia arriba, aumentando de tamaño hasta que rompen justo debajo de la cima de las nubes, como sucede con las olas en la costa”.

 

A medida que esas ondas rompen, empujan los veloces vientos que soplan a gran altitud, reduciendo su velocidad. Eso explicaría por qué los vientos por encima de la altiplanicie de Aphrodite Terra son más lentos que en otras regiones.No obstante, estos vientos recuperan sus velocidades cuando descienden desde esta cordillera venusiana, con un movimiento que actúa como una bomba de aire. La circulación del viento provoca un movimiento ascendente en la atmósfera del planeta que empuja hacia arriba aire rico en agua y material oscuro en luz ultravioleta desde las capas inferiores de las nubes, llevándolo hasta su cima y creando tanto la ‘fuente’ observada como una amplia columna de vapor descendente.“Sabemos desde hace años que la atmósfera de Venus alberga un misterioso fenómeno que absorbe la luz ultravioleta, pero aún no sabemos de qué puede tratarse”, confiesa Bertaux. “Este descubrimiento nos ayuda a comprenderlo un poco mejor y a entender su comportamiento: por ejemplo, ahora sabemos que se produce por debajo de la cima de las nubes y que el material oscuro en luz ultravioleta se ve empujado por la circulación del aire, atravesando en su ascenso la cima de las nubes de Venus”.

 

Los científicos ya sospechaban que se producían movimientos ascendentes en la atmósfera de Venus a lo largo de su ecuador, provocados por los mayores niveles de radiación solar. El descubrimiento que nos ocupa ahora revela que la cantidad de agua y material oscuro localizados en las nubes de Venus también aumenta en puntos concretos alrededor del ecuador del planeta. “Esto se debe a las montañas en la superficie de Venus, que provocan la formación de ondas ascendentes y la circulación de vientos que arrastran materiales desde niveles inferiores”, explica Markiewicz.Además de ayudarnos a conocer mejor a Venus, descubrir que la topografía superficial puede afectar significativamente la circulación atmosférica tiene consecuencias para nuestra comprensión de la superrotación planetaria y del clima en general.“Es evidente que este descubrimiento desafía nuestros actuales modelos de circulación generales”,admite Håkan Svedhem, científico de la ESA para Venus Express. “Mientras que nuestros modelos reconocen una relación entre la topografía y el clima, normalmente no producen patrones meteorológicos persistentes relacionados con figuras topográficas superficiales. Esta es la primera vez que vemos este vínculo claramente en Venus, y eso es un resultado de gran importancia”.

 

Venus Express estuvo operativa en Venus entre 2006 y 2014, cuando concluyó su misión y la nave comenzó su descenso a través de la atmósfera del planeta.En el estudio realizado por Bertaux y sus colegas se han empleado varios años de observaciones captadas por la cámara VMC (Cámara de Monitorización de Venus), que explora las velocidades de los vientos y el brillo ultravioleta de las nubes, y por el espectrómetro SPICAV (Espectroscopio para la investigación de las características de la atmósfera de Venus), que estudia la cantidad de vapor de agua que contienen las nubes.“Esta investigación no habría sido posible sin la monitorización continua y fiable del planeta por parte de Venus Express en varias bandas del espectro. Los datos utilizados en este estudio han sido recopilados a lo largo de muchos años”, añade Svedhem. “Un aspecto fundamental es que saber más sobre los patrones de circulación de Venus nos puede ayudar a identificar cada vez mejor el misterioso fenómeno que absorbe la luz ultravioleta en el planeta, lo que a su vez nos permitirá comprender aún más la atmósfera y el clima del planeta en general”.

Créditos:ESA

Meandros en la Luna.

Los extraños meandros que forma esta grieta excavada en la Luna constituyen una de las formaciones más famosas de nuestro satélite. Saltó a la fama en julio de 1971, cuando los dos astronautas de la misión Apollo 15 alunizaron en sus inmediaciones.Conocida como la Rima Hadley, debe su nombre a un matemático e inventor británico del siglo XVIII. En 1721, John Hadley presentó en la Royal Society de Londres un telescopio con un espejo en forma de parábola, que lograba eliminar las aberraciones provocadas por los reflectores esféricos tradicionales, sentando así las bases de todos los espejos para telescopios futuros. Se cree que la Rima Hadley se creó a partir de una antigua colada de lava hace más de 3.000 millones de años, poco después de la formación de la Luna. La grieta se extiende a lo largo de más de 12 km y, en ciertos lugares, llega a alcanzar 1.500 m de ancho y más de 300 m de profundidad.

 

Desde su posición, los astronautas del Apollo fotografiaron lo que parecían estratos en las paredes de la rima. Esto sugiere la existencia de numerosas erupciones volcánicas, cada una de las cuales habría formado una nueva capa. Después, un canal de lava habría atravesado estos depósitos de material, dejando a su paso la sinuosa rima que puede verse hoy en día. Sin embargo, los científicos planetarios aún no están completamente seguros de los detalles del proceso.

 

Esta imagen fue tomada durante la misión SMART-1 de la ESA, que exploró la Luna entre 2004 y 2006. Su cámara en miniatura demostró que los equipos de pequeño tamaño también pueden ofrecer datos científicos de primer nivel.La imagen se tomó a unos 2.000 km de altitud. Abarca aproximadamente 100 km y muestra la región que rodea la Rima Hadley centrada a unos 25° N / 3° E.SMART-1 fue la primera misión de la ESA en la Luna y se encargó de probar nuevas tecnologías, incluyendo el sistema de propulsión eléctrico de tipo solar que transportará la misión BepiColombo a Mercurio en 2018.Al final de su misión, SMART-1 fue acercándose cada vez más a la superficie lunar hasta su impacto controlado el 3 de septiembre de 2006. Durante su misión, realizó más de 2.000 órbitas alrededor de nuestro satélite.

 

 

Créditos:ESA

Cosmonautas rusos reparando la estación espacial internacional

El objetivo de la caminata espacial realizada por Fiódor Yurchíjin y Alexánder Misurkin es colocar cables para suministrar energía e internet al nuevo módulo laboratorio que debe llegar a la órbita a finales de este año. Para Yurchíjin es la séptima vez que sale al cosmos abierto, mientras que para Misurkin se trata de la segunda.




El telescopio Hubble de la NASA mira a la última frontera

Celebrando su 50 aniversario este año, la serie de televisión “Star Trek” ha capturado la imaginación del público con la frase famosa: “hasta alcanzar lugares donde nadie ha podido llegar.” El telescopio espacial Hubble de la NASA no científicamente ha logrado”alcanzar lugares” profundamente en el espacio, pero está “audazmente mirando hacia ellos” más profundamente en el universo que nunca para explorar la deformación del espacio y el tiempo y descubrir algunos de los objetos más lejanos jamás vistos.




Cuando “Star Trek” fue transmitido por primera vez en 1966, los más grandes telescopios en la Tierra sólo podían ver a la mitad de camino a través del universo – el resto era un territorio desconocido. Pero la visión de gran alcance del Hubble nos ha llevado a la verdadera “última frontera”.

Esto se resume en la última imagen del Hubble para la nueva película de “Star Trek más allá.” La imagen del Hubble revela un universo muy desordenado mirando lleno de galaxias cercanas y lejanas. Algunas están distorsionadas como un espejo de circo a través de un fenómeno de deformación de falta de espacio en primer lugar predicho por Einstein hace un siglo.

En el centro de la imagen esta el inmenso cúmulo de galaxias Abell S1063, situado a 4 mil millones de años luz de distancia, y rodeada de imágenes aumentadas de galaxias mucho más lejanas.

Gracias a la nitidez exquisita de Hubble, la fotografía revela el efecto de la deformación del espacio debido a la gravedad. La enorme masa del cúmulo distorsiona y magnifica la luz de las galaxias que se encuentran muy por detrás de ella debido a un efecto llamado lente gravitacional. Este fenómeno permite Hubble ver galaxias que de otro modo serían demasiado pequeñas y débiles para observar. Este “campo warp” hace que sea posible obtener un buen vistazo a la primera generación de las galaxias. Ya, una galaxia infantil se ha encontrado en el campo, ya que parecía 1 mil millones de años después del Big Bang.




Supernova explosión impresionante

Estas imágenes muestran la supernova de tipo Ia PTF 11kly, la más joven jamás detectado, en las últimas tres noches. La imagen izquierda, tomada el 22 de agosto muestra el evento antes de que explotara la supernova, aproximadamente 1 millón de veces más débil que el ojo humano puede detectar. El centro de la imagen tomada el 23 de agosto muestra la supernova en alrededor de 10.000 veces más débil que el ojo humano puede detectar. La imagen de la derecha tomada el 24 de agosto muestra que el evento es de 6 veces más brillante que el día anterior. Dentro de dos semanas debe ser visible con un buen par de binoculares.




NASA MarsCuriosity puede elegir objetivos láser, por cuenta propia

MarsCuriosity de la NASA Mars está ahora a la selección de objetivos de roca para su espectrómetro láser – la selección de objetivos autónomamente que por primera vez se dispone con un instrumento de este tipo en cualquier misión planetaria robótica.

El uso de software desarrollado en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California, MarsCuriosity ahora dispone de una frecuencia de elección de objetivos múltiples por semana para un láser y una cámara telescópica que son partes de la química del móvil y la cámara del instrumento (ChemCam). La mayoría de los objetivos ChemCam todavía son seleccionados por los científicos en discusiones sobre rocas o suelos que se ven en las imágenes del rover que ha enviado a la Tierra, pero la orientación autónoma añade una nueva capacidad.




marsCuriosity en casi cuatro años en Marte, con su camara ChemCam ha inspeccionado varios puntos en más de 1.400 objetivos mediante la detección del espectro de color de los plasmas se generan cuando los pulsos de láser zap un objetivo – más de 350.000 disparos de láser en el total de alrededor de 10.000 puntos en total. espectrómetros de ChemCam registran las longitudes de onda visto a través de un telescopio mientras el láser está disparando. Esta información permite a los científicos a identificar las composiciones químicas de los objetivos. A través del mismo telescopio, el instrumento toma imágenes que son de la más alta resolución disponible en el mástil del rover.

El software llamado AEGIS para la Exploración Autónoma para la recopilación de las actividades científicas, había sido utilizado anteriormente en explorador Opportunity de la NASA, aunque con menos frecuencia y por un tipo diferente de instrumento. MarsCuriosity utiliza el software para analizar imágenes de una cámara de gran angular como la base para seleccionar de forma autónoma rocas para fotografiar con una cámara estrecha de ángulo. El trabajo de desarrollo en AEGIS ganó un software de la NASA de la concesión del año en 2011.




“Esta autonomía es particularmente útil en los momentos en conseguir el equipo científico en el bucle es difícil o imposible – en medio de un largo viaje en coche, tal vez, o cuando los horarios de la Tierra, Marte y actividades de naves espaciales conducen a retrasos en el intercambio de información entre las los planetas “, dijo el ingeniero de robótica Tara Estlin, el líder del desarrollo AEGIS en el JPL.

La aplicación más frecuente de AEGIS utiliza a bordo de análisis informático de imágenes de la cámara de navegación estéreo de Curiosity (NavCam), que se toman rutinariamente en cada lugar en el que el robot termina una unidad. AEGIS selecciona un objetivo y dirige ChemCam apunta, por lo general antes de que las imágenes NavCam se transmiten a la Tierra. Esto le da al equipo un salto adicional en la evaluación de nuevos entorno del rover y las operaciones para los próximos días la planificación.

Para seleccionar un destino de manera autónoma, el análisis del software de imágenes utiliza criterios especificados ajustables por los científicos, tales como la identificación de rocas en función de su tamaño o brillo. Los criterios se pueden cambiar dependiendo de los alrededores del rover y los objetivos científicos de las mediciones.

Otro modo AEGIS comienza con imágenes de ChemCam propia remoto Micro-Imager, en lugar de la NavCam, y utiliza el análisis de imagen para perfeccionar señalador del láser a objetivos a escala fina elegidos de antemano por los científicos. Por ejemplo, los científicos podrían seleccionar una vena filiforme o una pequeña concreción en una roca, sobre la base de las imágenes recibidas en la Tierra. AEGIS controla entonces la puntería láser.

“Debido a su pequeño tamaño y otros desafíos que apuntan, afectando a estos objetivos con precisión con el láser a menudo ha requerido el vehículo a permanecer en el lugar, mientras que los operadores de tierra afinar los parámetros que señala,” dijo Estlin. “AEGIS permite a estos objetivos a ser golpeado en el primer intento por identificar automáticamente y calcular un señalador que se centrará una medición ChemCam en el objetivo.”

Desde lo alto del mástil de Curiosity, el instrumento puede analizar la composición de un blanco de roca o el suelo de hasta unos 23 pies (7 metros) de distancia.

“AEGIS trae una oportunidad extra para usar ChemCam, para hacer más, cuando la interacción con los científicos es limitado”, dijo Operación Ciencia ChemCam plomo Olivier Gasnault, en el Instituto de Investigación en Astrofísica y Planetología (IRAP), del Centro Nacional de Investigación Científica de Francia (CNRS) y la Universidad de Toulouse, Francia. “No reemplaza un modo existente, sino que lo complementa.”




visite:

http://mars.jpl.nasa.gov/msl

40 aniversario llegada Nave Viking a Marte

El 20 de julio de 1976, a las 8:12 am EDT, la NASA recibió la señal de que la sonda Viking 1 alcanzó con éxito la superficie de Marte. Este importante hito representa la primera vez que Estados Unidos aterrizó con éxito un vehículo sobre la superficie de Marte, recogiendo una abrumadora cantidad de datos que luego se utilizó en futuras misiones de la NASA.

En unos momentos espesara una trasmisión dedicado a este hito en la historia espacial:

https://www.nasa.gov/multimedia/nasatv/index.html#public




Nasa: mitad de año 2016 record calor en la Tierra desde 1880

Dos indicadores del cambio climático – temperaturas superficiales globales y el mar Ártico extensión del hielo – han roto numerosos registros a través de la primera mitad de 2016, según los análisis de la NASA de las observaciones en tierra y los datos de satélite.

Cada uno de los seis primeros meses de 2016 estableció un récord como el mes más cálido a nivel mundial respectivamente en el registro de temperatura moderna, que data de 1880, de acuerdo con científicos del Instituto Goddard de Estudios Espaciales (GISS) en Nueva York. El período de seis meses, de enero a junio fue también del planeta el más caliente de medio año de la historia, con un promedio de temperatura de 1,3 grados centígrados (2,4 grados Fahrenheit) más caliente que a finales del siglo XIX.




Cinco de los seis primeros meses de 2016 también con registros establecidos para la respectiva medida mensual de hielo marino en el Ártico más pequeño desde que los registros satelitales consistentes comenzaron en 1979, según los análisis desarrollados por los científicos en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, en Greenbelt, Maryland. La única excepción, marzo registró el grado segundo más pequeño para ese mes.

Si bien estos dos indicadores clave del clima han roto los registros en 2016, los científicos de la NASA dijeron que es más significativo que la temperatura global y el hielo marino del Ártico continúan sus décadas de tendencias de cambio. Ambas tendencias son en definitiva, por el aumento de las concentraciones de dióxido de carbono que atrapa el calor y otros gases de efecto invernadero en la atmósfera.

La extensión de hielo marino del Ártico en el pico de la temporada de deshielo del verano ahora normalmente cubre el 40 por ciento menos de superficie que se hizo a finales de 1970 y principios de 1980. Arctic extensión del hielo marino en septiembre, el punto más bajo de temporada en el ciclo anual, se ha ido reduciendo a un ritmo de 13.4 por ciento por década.

“Si bien el fenómeno de El Niño en el Pacífico tropical este invierno dio un impulso a la temperatura global a partir de octubre, es la tendencia subyacente que está produciendo estas cifras récord”, dijo el director del GISS Gavin Schmidt.

Anteriores episodios de El Niño han conducido a temperaturas lo que entonces eran niveles récord, como en 1998. Pero en 2016, aun cuando los efectos de la reciente El Niño disminuido, las temperaturas globales han aumentado mucho más allá de las de hace 18 años a causa de la general calentamiento que ha tenido lugar en ese momento.

“Ha sido un año récord en lo que va de la temperatura global, pero las altas temperaturas récord en el Ártico durante los últimos seis meses han sido aún más extremo”, dijo Meier. “Este calor, así como los patrones climáticos inusuales han dado lugar a las extensiones de hielo de registro bajo el mar que va de año.”

NASA rastrea la temperatura y el hielo marino como parte de su esfuerzo para entender la Tierra como un sistema y entender cómo la Tierra está cambiando. Además de mantener 19 misiones espaciales de observación de la Tierra, la NASA también envía los investigadores de todo el mundo para investigar las diferentes facetas del planeta más de cerca. En este momento, los investigadores de la NASA están trabajando en el Ártico para comprender mejor tanto los procesos que conducen a una mayor fusión del hielo marino y los impactos del aumento de las temperaturas en los ecosistemas del Ártico.




Larga campaña Operación IceBridge la semana pasada de la NASA comenzó una serie de mediciones de aire en los estanques de fusión en la superficie de la capa de hielo marino en el Ártico. Derretir estanques son piscinas de poca profundidad de agua que se forman como el hielo se derrite. Su superficie más oscura puede absorber más luz solar y acelerar el proceso de fusión. IceBridge está volando de Barrow, Alaska, durante la temporada de fusión del hielo del mar para capturar observaciones estanque se funden a una escala nunca antes alcanzado. Estudios recientes han encontrado que la formación de estanques de fusión a principios del verano es un buen predictor de la extensión del hielo marino mínimo anual en septiembre.

“Nadie tiene nunca, desde el punto de vista de teledetección, la profundidad asignada a gran escala de los estanques de fusión del hielo marino”, dijo Nathan Kurtz, científico del proyecto de IceBridge e investigador del hielo marino en la NASA Goddard. “La información que recogeremos va a mostrar la cantidad de agua retenida en los estanques de fusión y qué tipo de topografía se necesita en el hielo marino para restringir ellos, lo que ayudará a mejorar los modelos de estanques de fusión.”

Operación IceBridge es una misión de la NASA en el aire que ha estado volando varias campañas en ambos polos cada año desde 2009, con el objetivo de mantener la continuidad crítica de las observaciones del hielo marino y las capas de hielo de Groenlandia y la Antártida.

Al mismo tiempo, los investigadores de la NASA comenzaron en serio este año un estudio de casi una década de duración de múltiples facetas campo de los ecosistemas del Ártico en Alaska y Canadá. El experimento de la vulnerabilidad del Ártico-Boreal (arriba) estudiará cómo los bosques, el permafrost y otros ecosistemas están respondiendo al aumento de las temperaturas en el Ártico, donde el cambio climático se está desarrollando más rápido que en cualquier otro lugar del planeta.

Anterior consiste en docenas de experimentos individuales que durante años estudiarán los bosques cambiantes de la región, el ciclo de movimiento de carbono entre la atmósfera y la tierra, el deshielo del permafrost, la relación entre el fuego y el cambio climático, y mucho más.




alien-sixth-sense
los anuncios que ves en nuestra pagina, nos ayuda a sostener este sitio y que sigamos compartiendo mas allá de la Tierra, regálanos un click en estos anuncios y si te place el producto apoyanos. Por cierto te tenemos una pagina de tecnología e informática  lo mas nuevo visitala: InformaticaExperience




Impresionante ovni del tipo cigarro captado en vídeo HD: