Category Archives: Tierra

La búsqueda de la vida más allá de la Tierra: un evento especial en vivo de la NASA

La búsqueda de la vida más allá de la Tierra: un evento especial en vivo de la NASA en punto de las 1 pm tiempo del este de USA.

Hemos descubierto miles de mundos que orbitan alrededor de otras estrellas, llamados exoplanetas, incluidos muchos de tamaño similar a la Tierra. Pero, ¿cómo sabemos si algunos de estos mundos podrían sustentar la vida?

La NASA ha formado una comunidad de científicos para aplicar lo que hemos aprendido de nuestro planeta natal para comprender mejor la habitabilidad de los mundos más allá de nuestro sistema solar. El viernes, 17 de noviembre de 1 a 2 PM hora del este, proporcionarán una actualización y un resumen de sus esfuerzos durante un evento en vivo, “Próximos pasos en la búsqueda de mundos habitables”, del taller Mundos habitables en Laramie, Wyoming.

La discusión interactiva de una hora cruzará los límites disciplinarios tradicionales, abarcando gran parte de los amplios temas de investigación respaldados por la Dirección de Misión Científica de la NASA. Cinco investigadores abordarán temas que incluyen:
• ¿Qué hace que un planeta sea habitable? ¿Qué significa “habitabilidad” cuando se trata de exoplanetas?
• ¿Cómo impacta una estrella la habitabilidad de un planeta?
• ¿Por qué nos enfocamos en planetas similares a la Tierra? ¿Podría la vida aparecer en mundos mucho más extraños que la nuestra y, de ser así, podríamos reconocerla?
• ¿Cómo podemos confirmar que un planeta alrededor de otra estrella es habitable? ¿Y cómo podríamos encontrar vida en un mundo así?
• ¿De qué manera nuestras observaciones y nuestra comprensión de la Tierra influyen en nuestra búsqueda de vida en planetas alrededor de otras estrellas?

El evento en vivo se puede acceder en:

El público puede enviar preguntas antes y durante el evento en vivo en Twitter usando #AskNASA.

 

 

NASA llamaradas solares en el Sol y como afecta la Tierra

 

Cuando nuestro Sol entra en erupción con explosiones gigantescas, como ráfagas de radiación llamadas erupciones solares, sabemos que pueden afectar el espacio en todo el sistema solar y cerca de la Tierra. Pero monitorear sus efectos requiere tener observatorios en muchos lugares con muchas perspectivas, al igual que los sensores meteorológicos en toda la Tierra pueden ayudarnos a controlar lo que está sucediendo con una tormenta terrestre.

Mediante el uso de múltiples observatorios, dos estudios recientes muestran cómo las erupciones solares muestran pulsos u oscilaciones en la cantidad de energía que se envía. Dicha investigación proporciona nuevos conocimientos sobre los orígenes de estas llamaradas solares masivas, así como el clima espacial que producen, que es información clave ya que los seres humanos y las misiones robóticas se aventuran en el sistema solar, cada vez más lejos de casa.

El primer estudio detectó oscilaciones durante una erupción, inesperadamente, en mediciones de la producción total de energía ultravioleta extrema del Sol, un tipo de luz invisible para los ojos humanos. El 15 de febrero de 2011, el Sol emitió un destello solar de clase X, el tipo más poderoso de estas intensas ráfagas de radiación. Debido a que los científicos tenían múltiples instrumentos observando el evento, fueron capaces de rastrear las oscilaciones en la radiación de la llamarada, sucediendo simultáneamente en varios conjuntos diferentes de observaciones.

 

“Cualquier tipo de oscilación en el Sol puede decirnos mucho sobre el entorno en el que se producen las oscilaciones, o sobre el mecanismo físico responsable de generar cambios en las emisiones”, dijo Ryan Milligan, autor principal de este primer estudio y físico solar en El Goddard Space Flight Center de la NASA en Greenbelt, Maryland, y la Universidad de Glasgow en Escocia. En este caso, los pulsos regulares de luz ultravioleta extrema indicaron que las perturbaciones, similares a los terremotos, se agitaban a través de la cromosfera, la base de la atmósfera exterior del Sol, durante la llamarada.

Lo que sorprendió a Milligan con respecto a las oscilaciones fue el hecho de que se observaron por primera vez en datos ultravioleta extremos del GOES de la NOAA, abreviatura de Operación Geoestacionaria del Satélite Ambiental, que reside en el espacio cercano a la Tierra. La misión estudia el Sol desde la perspectiva de la Tierra, recopilando datos de rayos X y de radiación ultravioleta extrema: la cantidad total de energía del Sol que alcanza la atmósfera de la Tierra a lo largo del tiempo.

Este no era un conjunto de datos típico para Milligan. Mientras que GOES ayuda a monitorear los efectos de las erupciones solares en el entorno espacial de la Tierra, conocido colectivamente como clima espacial, el satélite no fue diseñado inicialmente para detectar detalles finos como estas oscilaciones.

Al estudiar las erupciones solares, Milligan más comúnmente utiliza datos de alta resolución en una región activa específica en la atmósfera del Sol para estudiar los procesos físicos subyacentes a las erupciones. Esto a menudo es necesario para acercarse a los eventos en un área particular; de lo contrario, pueden perderse fácilmente en el contexto de la radiación constante e intensa del Sol.

“Las bengalas mismas están muy localizadas, por lo que para que las oscilaciones se detecten por encima del ruido de fondo de las emisiones regulares del Sol y se muestren en la irradiancia, los datos fueron muy llamativos”, dijo Milligan.

Nasa paracaídas supersónico avanzado para Marte 2020 prueba a 1.8 veces velocidad sonido

El primer vuelo de un sistema de paracaídas supersónico avanzado para Marte 2020: el próximo rover de Marte de la NASA. Este video es narrado por Ian Clark, el líder técnico de la prueba del Jet Propulsion Laboratory de la NASA en Pasadena, California. La prueba se realizó el 4 de octubre de 2017 en Wallops Flight Facility, Virginia, de la NASA. En el momento de la inflación total, el paracaídas va 1.8 veces la velocidad del sonido o casi 1.300 millas por hora, y genera casi 35,000 libras de fuerza de arrastre-arrastre que serían necesarias para ayudar a desacelerar una carga útil cuando entraba a la atmósfera marciana . Esta es la primera de varias pruebas en apoyo de la misión Mars 2020 de la NASA. Para obtener más información, visite https://mars.nasa.gov/mars2020.

Los colores cambiantes de nuestro planeta Tierra vista por la Nasa

La vida. Es lo único que, hasta ahora, hace que la Tierra sea única entre los miles de otros planetas que hemos descubierto. Desde el otoño de 1997, los satélites de la NASA han observado de forma continua y global toda la vida vegetal en la superficie de la tierra y el océano. Durante la semana del 13 al 17 de noviembre, la NASA está compartiendo historias y videos sobre cómo esta visión de la vida desde el espacio fomenta el conocimiento de nuestro planeta y la búsqueda de vida en otros mundos.

En el hemisferio norte, los ecosistemas se despiertan en la primavera, absorben dióxido de carbono y exhalan oxígeno mientras brotan las hojas, y una flota de satélites de observación de la Tierra rastrea la extensión de la vegetación recién verde.

Mientras tanto, en los océanos, las plantas microscópicas flotan a través de las aguas superficiales iluminadas por el sol y florecen en miles de millones de organismos que absorben dióxido de carbono, y los instrumentos de detección de luz en los satélites mapean los remolinos de su color.

Este otoño marca 20 años desde que la NASA ha observado continuamente no solo las propiedades físicas de nuestro planeta, sino la única cosa que hace que la Tierra sea única entre los miles de otros mundos que hemos descubierto: la Vida.

Los satélites midieron la vida terrestre y oceánica desde el espacio ya en la década de 1970. Pero no fue hasta el lanzamiento del sensor de amplio campo de visión con vistas al mar (SeaWiFS) en 1997 que la agencia espacial comenzó lo que ahora es una visión continua y global de la tierra y la vida oceánica. Una nueva animación captura la totalidad de este registro de 20 años, hecho posible por múltiples satélites, comprimiendo una visión de la vida de décadas en la Tierra en unos cautivadores minutos.

“Estas son visualizaciones increíblemente evocativas de nuestro planeta viviente”, dijo Gene Carl Feldman, oceanógrafo del Centro Goddard de Vuelos Espaciales de la NASA en Greenbelt, Maryland. “Esa es la Tierra, que respira todos los días, cambiando con las estaciones, respondiendo al Sol, a los vientos cambiantes, las corrientes oceánicas y las temperaturas”.

Nasa Noaa preparan Satelite meteorológico estudio calentamiento global, incendios, sequias

La NASA se prepara para lanzar el Satélite Conjunto Polar de Satélites-1 o JPSS-1, en nombre de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) para proporcionar datos esenciales para pronósticos meteorológicos oportunos y precisos y para rastrear eventos ambientales como incendios forestales y sequías.

JPSS-1 es el primero en la serie NOAA de cuatro satélites ambientales operacionales de próxima generación diseñados para rodear la Tierra en una órbita polar. El programa JPSS es una asociación entre NOAA y NASA que supervisará todos los satélites de la serie JPSS. NOAA financia y administra el programa, las operaciones y los productos de datos. La NASA desarrolla y construye los instrumentos, la nave espacial y el sistema terrestre y lanza los satélites para NOAA.

La misión está programada para comenzar a las 4:47 a.m. EST (1:47 a.m. PST), el 10 de noviembre de 2017, con JPSS-1 encima de un cohete Delta II de United Launch Alliance (ULA) despegando del Space Launch Complex 2 (SLC) -2) en la Base Aérea Vandenberg en California.

Construido por Ball Aerospace de Boulder, Colorado, el satélite pasará sobre el Ecuador aproximadamente 14 veces al día, cubriendo el globo dos veces cada 24 horas. A medida que funcione, JPSS-1 reunirá mediciones de las condiciones atmosféricas, terrestres y oceánicas, incluidas las temperaturas de la superficie del mar y la tierra, la vegetación, las nubes, la lluvia, la nieve y el hielo, los incendios, la temperatura atmosférica, el vapor de agua y el ozono.

Con estas variadas observaciones, JPSS les dará a los expertos ambientales advertencias más precisas antes de los huracanes, tornados y ventiscas. Durante sus 10 años planeados en órbita, JPSS-1 también ayudará en la evaluación de peligros tales como sequías, incendios forestales, mala calidad del aire y aguas costeras dañinas.

Los preparativos para el lanzamiento del cohete JPSS-1 han estado en marcha durante más de un año. La primera etapa del cohete Delta II llegó al Hangar 836 de la NASA de Vandenberg el 4 de abril de 2016. Más adelante en el mes, la etapa interestatal Delta II y la segunda etapa también alcanzaron el sitio de lanzamiento de la costa oeste.

El 12 de julio de 2016, la primera etapa del cohete ULA Delta II se transportó a SLC-2 en Vandenberg y se colocó en la plataforma de lanzamiento. La segunda etapa del cohete se izó al pórtico de la plataforma el 11 de abril de 2017 y se montó en la primera etapa del cohete.

El satélite JPSS-1 llegó a Vandenberg el 1 de septiembre de 2017 para las preparaciones previas al vuelo en la instalación de procesamiento de Astrotech. Después de las cajas, la nave espacial se encapsuló en su carenado de carga útil y se movió a SLC-2 y se montó encima del cohete Delta II.

JPSS-1 seguirá la asociación conjunta NOAA / NASA Suomi National Polar-orbiting, que se lanzó en 2011. Originalmente planificada como una misión de investigación y reducción de riesgos en la serie JPSS, NOAA ha estado utilizando Suomi NPP como su principal satélite operacional para observaciones meteorológicas mundiales desde mayo de 2014.

Después de alcanzar órbita a 512 millas por encima de la Tierra, JPSS-1 se conocerá como NOAA-20. Los futuros satélites planeados para la constelación JPSS incluyen JPSS-2, programado para su lanzamiento en 2021, JPSS-3 en 2026 y JPSS-4 en 2031. Se espera que la serie de cuatro satélites JPSS abarque 20 años.

El gobierno de EE. UU. Pondrá los datos del sistema JPSS a disposición de los usuarios nacionales e internacionales en apoyo de los compromisos de los EE. UU. Con el Sistema de Sistemas de Observación Global de la Tierra (GEOSS).

Imagenes impresionantes captadas por Juno del Hemisferio sur de Júpiter

Vea el hemisferio sur de Júpiter con hermosos detalles en esta nueva imagen tomada por la nave espacial Juno de la NASA. La vista de color mejorado captura uno de los óvalos blancos en la “Cadena de perlas”, una de las ocho tormentas rotatorias masivas a 40 grados de latitud sur en el planeta gigante gaseoso.

La imagen fue tomada el 24 de octubre de 2017 a las 11:11 a.m. PDT (2:11 p.m. EDT), cuando Juno realizó su noveno sobrevuelo cercano a Júpiter. En el momento en que se tomó la imagen, la nave espacial estaba a 20,577 millas (33,115 kilómetros) de la parte superior de las nubes del planeta a una latitud de menos 52,96 grados. La escala espacial en esta imagen es 13.86 millas / pixel (22.3 kilómetros / pixel).

Los científicos ciudadanos Gerald Eichstädt y Seán Doran procesaron esta imagen usando datos de la cámara JunoCam.

Las imágenes en bruto de JunoCam están disponibles para que el público las examine y procese en productos de imágenes en:

www.missionjuno.swri.edu/junocam

Más información sobre Juno está en:

https://www.nasa.gov/juno y http://missionjuno.swri.edu

Créditos de las imágenes: NASA / JPL-Caltech / SwRI / MSSS / Gerald Eichstädt / Seán Doran
Última actualización: 9 de noviembre de 2017
Editor: Tony Greicius

La Tierra a 16, 000 mil kilometros foto Apollo IV en su 50 aniversario

El 9 de noviembre de 1967, el vuelo de prueba del Apollo 4 desatornillado hizo una gran elipse alrededor de la Tierra como una prueba de los motores translunar y de la entrada de alta velocidad requerida de un vuelo tripulado que regresa de la Luna. Una cámara de 70 mm fue programada para mirar por una ventana hacia la Tierra, y tomar una serie de fotografías de “alto apogeo”. Visto hacia el oeste se encuentran las costas de Brasil, el Océano Atlántico, África Occidental y la Antártida. Esta fotografía se realizó cuando la nave espacial Apolo 4, aún unida a la etapa S-IVB (tercera), orbitaba la Tierra a una altitud de 9,544 millas.

Regreso del cometa: 96P detectado por ESA, con satélites de la NASA

La ESA (Agencia Espacial Europea) y la misión de la NASA SOHO – abreviatura de Observatorio Solar y Heliosférico – recibieron la visita de un viejo amigo esta semana cuando el cometa 96P ingresó a su campo de visión el 25 de octubre de 2017. El cometa ingresó al ángulo inferior derecho de la vista de SOHO, y bordeó y rodeó el borde derecho antes de partir el 30 de octubre. SOHO también detectó el cometa 96P en 1996, 2002, 2007 y 2012, convirtiéndose en el visitante cometario más frecuente de la nave espacial.

Al mismo tiempo, el cometa 96P pasó a través de una segunda misión de la NASA: STEREO – abreviatura de Observatorio de Relaciones Terrestres y Solares – también observó el cometa entre el 26 y 28 de octubre, desde el lado opuesto de la órbita de la Tierra. Es extremadamente raro que los cometas se vean simultáneamente desde dos ubicaciones diferentes en el espacio, y estas son las observaciones paralelas más completas del cometa 96P hasta el momento. Los científicos están ansiosos por utilizar estas observaciones combinadas para aprender más sobre la composición del cometa, así como su interacción con el viento solar, el flujo constante de partículas cargadas del sol.

7 formas en que un viaje a Marte podría matarte

La próxima frontera para los vuelos espaciales tripulados es obvia. Tenemos que ir a Marte. Es posible que haya escuchado un montón de gente hablando de esto recientemente – de los innovadores de alta tecnología científicos de la NASA, incluso el expresidente Obama ha hecho el caso que deberíamos ir a Marte. Así que hablamos con Chris McKay, científico del Centro de Investigación Ames de la NASA. Está involucrado en la planificación de futuras misiones a Marte, y él nos llevó a través de algunos de los peligros. Aquí los siete principales razones por las que un viaje a Marte podría matarte.

1 Cohete puede explotar antes de salir de la Tierra.

2.: S el cohete  sale de la Tierra con éxito y todo es seguro y está todo bien, todavía hay algunos peligros en ese viaje a Marte. El mayor peligro es la exposición a radiación. El vacío del espacio no es realmente vacío. Hay radiación que emana del sol, y se dirige hacia fuera en todas las direcciones. Hay rayos gamma y rayos X y luz ultravioleta, y todas estas cosas que pueden dañar nuestras células.

3: puede bloquearse el amarisaje en la superficie de Marte al  intentar aterrizar.

4:  la baja gravedad de Marte podría causar estragos en sus huesos y músculos. Muchos de los astronautas que pasan seis meses o más en la Estación Espacial tienen pérdida de la visión que no consigue corregir cuando regresan a la Tierra.

5: tu traje espacial o el hábitat podrían tener fugas, y simplemente no pueden respirar aire marciano. La presión de la atmósfera de Marte es sólo una fracción de la presión de la tierra de atmósfera. Su casa en Marte sería como la cabina de un avión: Cualquier grieta en su casa cualquier hendidura en su traje espacial conducirá a despresurizar … y eso es un problema obvio. Marte está lleno de polvo y la suciedad que sólo se pone en todas partes – que podría obstruyen rápidamente todas sus entradas de aire, que podría destruir rápidamente algunos de sus equipos electrónicos, y la gente podría morir si lo inhala.

 

6: el planeta Marte, literalmente, le puede matar. El suelo de Marte es tóxico. Es posible que haya visto la película El marciano, donde el astronauta Mark Watney cultivo de la patata en Marte en el suelo marciano. Es probable que no deberíamos hacer eso. Contiene una muy altas concentraciones de productos químicos llamados percloratos. Estos son sales que pueden hacer graves daños para el cuerpo humano, especialmente la tiroides. Usted no quiere hacer crecer sus patatas en ella. Está bien para obtener polvo marciano en sus manos, pero que realmente no querría entrar en su beber agua o alimentos o entrar en su hábitat.

 

7:  sus compañeros de viaje podrían volver loco. Esto es sorprendente ha sido un reto para la NASA de aprender y de superar: ¿cómo elaborar un equipo para una nave espacial que estará solo uno con el otro durante meses, y También serán los únicos seres humanos en un planeta entero durante unos meses o años, y el gasto sólo su tiempo uno con el otro? Si no va a haber un motín, o si no va a haber conflictos interpersonales en Marte, es decir un elemento que podría ser el más arriesgado de todos. Había un proyecto llamado Biosfera 2 en 1994. “La vida en que se suponía que era como vivir en una colonia espacial.”

 

NASA ¿Cómo crecen las plantas en el espacio?

Harvest of veggies on the ISS

La madrugada del viernes, los astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional estaban ocupados en el trabajo, cosechando tres variedades de verduras de hoja de la cámara de crecimiento Veggie e instalando la próxima generación de investigación de plantas: el Hábitat Avanzado de Plantas.

Al mismo tiempo, se cultivan tres variedades de plantas por primera vez para vegetales

El equipo de crecimiento vegetal de Veggie lo elevó un escalón con su sexta ronda de cultivos cultivados a bordo de la Estación Espacial Internacional con el experimento VEG-03D. Por primera vez, tres variedades de plantas diferentes crecen simultáneamente en la cámara Veggie.

El 27 de octubre, el astronauta de la estación Joe Acaba cosechó mostaza Mizuna, lechuga verde de Waldmann y lechuga roja romana de Outredgeous, proporcionando a sí mismo ya su equipo los ingredientes de una ensalada, una vez que lo sobrepasaron con aderezo de ensalada enviado por el equipo de Kennedy Space. Centro en Florida, por supuesto.

“Es una cosecha impresionante. ¡Joe hizo un gran trabajo! “, Dijo Nicole Dufour, directora de proyectos de Veggie.

“Normalmente en la Tierra, las plantas de semilla y flor no responden de una manera direccional a la luz roja. Sin embargo descubrimos que estas plantas sí crecen hacia la luz roja en circunstancias de microgravedad”.

 

El descubrimiento confirma que en el espacio, gracias a la falta de gravedad, las plantas pueden mostrar caracteres escondidos en la Tierra.

“Esta respuesta en las plantas de semilla puede ser parte de su historia evolutiva, ya que algunas plantas no vasculares, como los musgos y los helechos, sí responden a la luz roja en la Tierra. Pero con las plantas de semilla, que florecen, hay que retirar la gravedad -algo que conseguimos en el espacio-, para poder observar este tipo de respuesta a la luz roja”, explicó el investigador.

Entender las complejas respuestas a la luz que las plantas tienen en el espacio es un primer paso hacia un futuro en el que los cultivos espaciales puedan generar alimentos.

Según Kiss, los experimentos de Seedling Growth son los primeros que examinan el comportamiento de las plantas de semilla en condiciones de gravedad reducida.

Las conclusiones a las que llegaron los investigadores al observar la germinación de la Arabidopsis thaliana serían, en principio, extrapolables a otras plantas, ya que los mecanismos moleculares son parecidos.

Durante la primera parte del experimento los investigadores estudiaron el comportmaiento de 1.500 semillas, que llegaron a la EEI el pasado 1 de marzo en la misión SpaceX.

Las semillas se plantaron en pequeñas cámaras de cultivo, dentro del módulo Columbus, el módulo Europeo.

Según le explicó a BBC Mundo Francisco Javier Medina, del Centro de Investigaciones Biológicas de España (CSIC), que codirige el experimento por el equipo de la Agencia Espacial Europea, las semillas crecieron durante seis días hasta que germinaron y se convirtieron en plántulas, al brotarles una raíz y dos hojas muy pequeñas. Después, se congelaron.

El proceso fue grabado con cámaras de video de precisión.

Según el científico español, esta fase es la más importante al estudiar este tipo de procesos, porque las bases del crecimiento y desarrollo de la planta se establecen en ese momento y es ahí cuando se determinan irreversiblemente procesos posteriores.

“Tienen 4,5 o 6 milímetros de longitud”, describió Medina.

“Si la plántula tiene trastornos en el crecimiento o en la percepción de la luz los tendrá toda su vida”, le explicó a BBC Mundo.

“Ademas, las células proliferan a ritmos muchos más altos en esta etapa”, añadió.

El equipo de la Universidad de Mississippi, que dirige el doctor Kiss, analizó las imágenes de los distintos momentos del desarrollo de la plántula, registrando los cambios en el tamaño y en el fototropismo de la planta, es decir, la dirección de crecimiento en referencia a la luz, y comparándolos con lo que sería el eje normal de crecimiento en la Tierra.

Una vez que las plántulas estén de regreso en la Tierra, el equipo español, liderado por Medina, las analizará genéticamente, para estudiar su tasa de crecimiento celular.
El efecto de la gravedad
Image caption La Arabidopsis thaliana es una planta modelo, de rápido crecimiento y de las más utilizadas en laboratorios de biología.

En el experimento Seedling Growth los investigadores también pueden controlar las condiciones de gravedad de las plantas, gracias a unas centrífugas que pueden hacer que las plántulas giren para recrear artificialmente distintos niveles de gravedad.

En esta primera fase del experimento las plantas crecieron en gravedad cero, como la que hay en la EEI.

Pero según le explicó a BBC Mundo la coordinadora de la NASA para el proyecto Seedling Growth, Marianne K. Steele, en las tres próximas fases del experimento se estudiarán las plantas en tres niveles de gravedad distinto: el de la Luna, el de Marte, y el de la Tierra, que es gravedad 1.

“El experimento estudiará cuáles son las repercusiones de un crecimiento en un ambiente distinto al de la Tierra”, explicó.

“Y por supuesto lo que estamos viendo es que las plantas se comportan de una manera diferente cuando no existe la gravedad para dirigir su crecimiento”, añadió.

“En la Tierra las hojas crecen hacia arriba y las raíces hacia abajo, y eso depende de la gravedad”, dijo Sttele.

“Lo que estamos viendo ahora en esta primera fase, en ausencia de gravedad, es que las raíces tienen un patrón diferente: se curvan y se mueven en distintas direcciones”, describió Marianne.

Los investigadores sólo podrán establecer comparaciones de crecimiento entre los distintos niveles de gravedad cuando finalice el proyecto.

alien-sixth-sense
los anuncios que ves en nuestra pagina, nos ayuda a sostener este sitio y que sigamos compartiendo mas allá de la Tierra, regálanos un click en estos anuncios y si te place el producto apoyanos. Por cierto te tenemos una pagina de tecnología e informática  lo mas nuevo visitala: InformaticaExperience




Impresionante ovni del tipo cigarro captado en vídeo HD: